Exclusiva: Un edificio único que albergará una escuela y apartamentos se erige en Brickell. Maestros y trabajadores locales tienen prioridad

·5  min de lectura

La construcción ha comenzado en una parte clave de una comunidad única de $225 millones que incluirá una escuela y apartamentos en Brickell, allanando el camino para proporcionar viviendas a maestros y a la fuerza laboral en el distrito financiero de Miami.

Se trata de una asociación público-privada entre el Departamento de Vivienda Pública y Desarrollo Comunitario del Condado Miami-Dade, las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade y el urbanizador Related Urban Development Group para construir una escuela pública y una torre de apartamentos en terrenos del condado.

Un edificio de apartamentos de 29 pisos y $190 millones se está levantando en el 201 SW 10 St., adyacente al lugar donde se empezó a construir la escuela a finales del año pasado, dijo Albert Milo, presidente de Related Urban Development Group.

La construcción lleva un año de retraso debido a las demoras en la obtención de los permisos de construcción y en la búsqueda de contratistas. Las 465 unidades de Gallery at West Brickell incluirán 279 apartamentos que se alquilarán a precios de mercado, mientras que las 186 unidades restantes se alquilarán por menos a trabajadores locales e inquilinos con ingresos más bajos como viviendas asequibles para la fuerza laboral. Se espera que el edificio esté terminado en la primavera de 2025.

El Southside K-8 Center de siete pisos está en construcción desde finales del año pasado en el 945 de SW 3 Ave. y debería estar terminado a principios del año próximo. El edificio escolar de $35 millones incluirá 10 apartamentos de una habitación para los maestros que trabajen en la escuela, una primera combinación de este tipo en Miami-Dade.

“Esto es importante, porque la educación es la base para que la comunidad pueda prosperar y crecer, y asegurar que el personal tenga opciones”, dijo Michael Liu, director del Departamento de Vivienda Pública y Desarrollo Comunitario de Miami-Dade. “Por eso estuvimos dispuestos a permitir que escuelas públicas construyera un plantel en nuestra propiedad y tuviera algunas unidades de vivienda ahí”.

Con este proyecto, los habitantes que califiquen para acceder a una vivienda asequible para la fuerza laboral podrán alquilar una casa en uno de los barrios más caros de Miami. Los alquileres han seguido aumentando en Brickell y en todo Miami-Dade debido al aluvión de expansiones corporativas, los nómadas digitales y los trasplantados de todo el país con grandes presupuestos que buscaron en Miami un entorno de salud pública menos regulado durante la pandemia.

Los núcleos familiares tienen que ganar 50% del ingresos promedio del condado, que es $68,300 al año, para poder optar a una vivienda asequible y hasta 140% para una vivienda para la fuerza laboral. Para una persona soltera, eso significa que los ingresos anuales tendrían que oscilar entre $34,100 y $95,500 para poder vivir en Gallery at West Brickell. Los alquileres oscilan entre los $750 mensuales para un estudio para inquilinos de viviendas asequibles y $3,950 mensuales de un apartamento de tres dormitorios a precio de mercado.

“Esperamos usar algunas ideas creativas para trabajar con el sistema de escuelas públicas para hacer más de estos”, dijo Milo.

Related Urban está en negociaciones con el sistema de escuelas públicas del condado para añadir potencialmente viviendas para maestros en el JRE Lee Educational Center en el sur de Miami. “Es un nuevo concepto de cómo trabajar con las escuelas y cómo esos activos pueden ser modificados para abordar la educación y la vivienda al mismo tiempo”, dijo Milo.

Los trabajadores con bajos salarios del downtown de Miami tendrán más posibilidades de vivir cerca del trabajo, lo que beneficiará a la economía local, dijo Andrea Heuson, maestra de la Escuela de Negocios Herbert de la Universidad de Miami. En la cercana Edgewater, los propietarios de empresas han tenido dificultades para encontrar y retener el talento debido al aumento del costo de la vida y el alza vertiginosa de los alquileres en esa parte de la ciudad.

“Es un plan que está preparado para imitar el tipo de mezcla socioeconómica que se vería en el centro de una ciudad”, dijo Heuson. “No se puede tener un mundo lleno de condominios de lujo, porque tiene que haber gente que proporcione la protección y los servicios”.

Southside K-8 Center ha estado en construcción desde finales del año pasado en 945 SW Third Ave. y será terminado a principios de 2023. El centro se muestra arriba en una representación.
Southside K-8 Center ha estado en construcción desde finales del año pasado en 945 SW Third Ave. y será terminado a principios de 2023. El centro se muestra arriba en una representación.

Alejandro Moreno, un abogado de 28 años, nacido en Venezuela criado en Doral, dijo que creció en un barrio de ingresos variados y vio el beneficio de la diversidad socioeconómica.

“Es genial. Es mejor traer más diversidad y vitalidad al barrio en lugar de otro condominio de lujo. Las familias aportan certidumbre”, dijo Moreno, quien alquila un apartamento en Brickell. “Se empezarán a ver más pequeñas empresas que atienden a las viviendas para la fuerza laboral que venga. Van a ver un barrio que refleje su nueva diversidad. Estoy esperanzado por lo que viene”.

Gallery at West Brickell y Southside K-8 Center sientan un importante precedente para la futura urbanización en el condado, dijo Liu, jefe del Departamento de Vivienda Pública y Desarrollo Comunitario del condado. El condado espera ganar $350 millones durante la vida del contrato de arrendamiento de la asociación público-privada. Ese dinero se destinará a la construcción de más viviendas asequibles y para la fuerza laboral.

El condado también tiene la intención de replicar el modelo de urbanización, dijo. Al menos 225 apartamentos más están en planes para los maestros con la reurbanización de la Primaria Phillis Wheatley, cerca de Edgewater y Wynwood. Las negociaciones están en marcha, dijo Liu, pero anticipa la construcción de la reurbanización para comenzar en 2024.