El exaspirante presidencial Andrew Yang lanza su campaña a la alcaldía de Nueva York

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 14 ene (EFE).- Andrew Yang, exaspirante presidencial demócrata, lanzó oficialmente este jueves su candidatura a la alcaldía de Nueva York, una carrera que ha empezado con problemas para el emprendedor tecnológico tras conocerse que abandonó la Gran Manzana durante lo peor de la pandemia del coronavirus.

Yang presentó su campaña en un acto en Manhattan, respaldado por el congresista neoyorquino Ritchie Torres, y con un mensaje centrado en la recuperación de la covid-19 y la lucha contra la pobreza.

El empresario plantea como principal propuesta una versión modificada de su proyecto estrella en las primarias demócratas a la Presidencia: una renta básica universal de 1.000 dólares al mes para todos los estadounidenses.

En este caso, sin embargo, la medida no sería universal y su cuantía sería menos, pues se plantea una ayuda anual de unos 2.000 dólares que beneficiaría a medio millón de personas con menos recursos, en una ciudad de más de ocho millones.

Yang defiende que se trata del “mayor programa de renta básica del país” y que la idea sería ampliarlo en el futuro.

"La economía inhumana con la que hemos estado peleando para sobrevivir se ha hecho aún más dura durante la pandemia", señaló en el acto de este jueves, en el que denunció el empeoramiento de los problemas de pobreza e inseguridad económica que ya existían en Nueva York con la enfermedad, que ha tenido en la Gran Manzana uno de sus grandes epicentros.

Yang era un total desconocido en la escena política hasta que se presentó a las primarias demócratas, pero ahora es uno de los nombres estrella en la pelea por suceder a Bill de Blasio como alcalde de Nueva York en la que ya hay más de dos decenas de nombres.

Entre los principales figuran el actual presidente del distrito de Brooklyn, Eric Adams; el fiscal de cuentas de la ciudad, Scott Stringer; la exabogada del alcalde De Blasio, Maya Wiley; o el exejecutivo de Citigroup Ray McGuire.

Esta semana, incluso antes de hacer oficial su candidatura, Yang ya se encontró con el primer tropiezo, tras publicarse que desde el estallido de la pandemia ha pasado más tiempo en su segunda residencia, en una zona rural del estado de Nueva York, que en su piso de Manhattan, algo que sus críticos ya han empezado a usar en su contra.

El empresario justificó su decisión por las dificultades de trabajar con dos niños en un apartamento, un comentario que no hizo más que empeorar las cosas, pues sentó muy mal a muchos neoyorquinos que se han visto en situaciones mucho peores durante la emergencia sanitaria.

Además, se critica su falta de interés por la política local dado que Yang nunca ha votado en las elecciones a la alcaldía en los casi 25 años que lleva en la ciudad.

(c) Agencia EFE