Exasesor de Trump, imputado por la vía penal por desobedecer al Congreso

·3  min de lectura

Washington, 3 jun (EFE).- Peter Navarro, uno de los asesores del expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021), fue imputado este viernes por la vía penal con dos cargos de desacato al Congreso al haber rechazado colaborar con el comité que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Navarro, de 72 años, compareció esta tarde ante la corte federal del distrito de Columbia, donde se formalizaron los cargos en su contra.

Está acusado de dos delitos de desacato al Congreso: el primero por negarse a responder a una petición para testificar ante el comité de la Cámara Baja que investiga el asalto al Capitolio y otro por no entregar a ese ente unos documentos que le había solicitado, detalló el Departamento de Justicia en un comunicado.

En declaraciones a la prensa fuera de la corte federal, Navarro explicó que el FBI le había arrestado esta misma mañana en el aeropuerto, donde estaba a punto de embarcar un vuelo hacia la ciudad de Nashville (Tennessee).

"En vez de venir a mi puerta, a donde vivo, que por cierto es al lado del FBI, en vez de llamarme por teléfono y decirme que vaya a la corte porque tienen una orden de arresto. En vez de todo eso, ¿qué hicieron? Me interceptaron montándome en un avión, me pusieron esposas y me trajeron aquí", se quejó Navarro.

El exasesor, que no paraba de gesticular, acusó al FBI de haber tomado "acciones punitivas" en su contra para castigarle, en vez de haber actuado de manera neutral.

Cada cargo de desacato al Congreso de los que está acusado Navarro acarrea una pena mínima de 30 días y un máximo de un año en la cárcel, así como una multa que podría llegar a 100.000 dólares.

Navarro se ha negado a colaborar con el comité que investiga el asalto al Capitolio con el argumento de que Trump invocó la doctrina del "privilegio ejecutivo", lo que significa que no pueden divulgarse sin su permiso ciertas informaciones.

Según figura en el escrito de acusación, hecho público este viernes, el comité que investiga el asalto al Capitolio envió a Navarro un requerimiento para que testificara en febrero, pero el que fuera asesor de Trump se negó a cumplir con esa petición.

La acusación contra Navarro por parte de un gran jurado llega después de que en abril la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobara una iniciativa para recomendar al Departamento de Justicia que declarara en desacato a Navarro y a Dan Scavino, otro exasesor de Trump.

El Departamento de Justicia fue el encargado de convocar a un gran jurado, una figura usada en EE.UU. para casos especialmente polémicos.

Navarro es el segundo asesor del exmandatario acusado por un gran jurado federal de desacato al Congreso.

El primero fue Steve Bannon, acusado de otros dos cargos por desacato al Congreso y que está inmerso en un proceso penal que podría tardar años en resolverse, aunque mientras tanto se le ha retirado el pasaporte para evitar que se fugue del país.

El comité que investiga el asalto al Capitolio fue creado por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y está formado por una mayoría de congresistas demócratas, aunque hay dos integrantes republicanos -Liz Cheney y Adam Kinzinger- que están enfrentados con Trump.

El 6 de enero de 2021, unas 10.000 personas -la mayoría simpatizantes de Trump- marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron en el edificio.

Cinco personas murieron y cerca de 140 agentes fueron agredidos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.