Exasesor de Correa: perito no vio irregularidades en un fondo de Solidaridad

Agencia EFE

Quito, 29 feb (EFE).- El exasesor presidencial Alexis Mera, acusado de corrupción, dijo a Efe que Alexandra Mantilla, la criminóloga que perfiló la supuesta estructura criminal encabezada por el expresidente de Ecuador Rafael Correa en el caso "Sobornos 2012-2016", no vio ninguna ilegalidad en la existencia de un "Fondo de Solidaridad".

Con base en una reunión con ella a "finales de agosto o principios de septiembre de 2019", grabada bajo autorización, Mera recordó que ella sostuvo que no encontraba "piso jurídico, ni criminológico" que le hiciera "detectar" en ese fondo "una actividad ilegal", dando por sentado su existencia.

Y agregó en la conversación que le iba a adelantar a la fiscal que su intención era presentarlo "de forma completamente separada".

Si bien la experta precisó que le correspondería "a la fiscal" establecer los parámetros de legalidad de algo que ella veía como una suerte de cooperativismo entre personas individuales, llegándose a poner ella misma de ejemplo en un hipotético caso de caja conjunta con su asistente.

REUNIONES CON ACUSADOS Y TESTIGOS

La reunión fue parte del proceso de evaluación que Mantilla celebró con ocho involucrados para perfilar la presunta "estructura criminal" del caso que salpica a Correa, al exvicepresidente Jorge Glas, y a otros nueve funcionarios -entre ellos, Mera, acusado de recibir más de 300.000 dólares- y diez empresarios.

Mantilla, que ha reconocido públicamente haber dado su consentimiento para ser grabada en uno de los encuentros, redactó el informe criminalístico a la Corte que juzga el caso, en el que atribuye a Correa y Glas la autoría intelectual de todo un entramado de sobornos.

Mera, que este viernes prestó testimonio y presentó sus pruebas documentales, dijo a Efe que todo el proceso de la experta "le pareció una cantinflada absoluta", y que se opuso al peritaje porque era "una ridiculez" investigar órdenes jerárquicas de la que ya era una "estructura jurídica" de un órgano de gobierno.

"La estructura estaba dada por la ley", aseveró el ex alto funcionario, para quien el informe "no cree que aporte nada" ni "valga como pericia".

Sin embargo, agrega al ser preguntado por Efe, aceptó recibirla porque "cuando uno tiene todo el sistema judicial en su contra", prefiere "defenderse dentro de esa estructura y tratar de demostrar que no tenía nada que ver".

¿EXISITIÓ O NO EL FONDO?

El caso Sobornos se juzga estos días en Ecuador por una presunta trama de corrupción que la Fiscalía General atribuye al anterior presidente ecuatoriano y a su círculo más íntimo de allegados, y presupone que, a cambio de contratos públicos, diversas empresas hicieron aportes ilegales de hasta 8 millones de dólares al movimiento oficialista Alianza País entre 2012 y 2016.

Un delito que habría sido cometido tanto mediante el cruce de facturas -es decir, tercerización a empresas por servicios que le habrían sido prestados al movimiento político-, como en metálico.

A cambio, la empresas se beneficiaban de contratos públicos, lo que ha conducido a una acusación por cohecho.

En ese proceso, la fiscal general, Diana Salazar, ha presentado como prueba principal contra Correa un depósito de 6.000 dólares que él mismo ha confirmado, pero que asegura fue un préstamo reintegrado a plazos de un "Fondo de Solidaridad" establecido para todo tipo de asistencias sociales y al que tanto él como otros altos funcionarios de la presidencia contribuían de forma "voluntaria".

Salazar presentó durante el proceso un certificado de la actual presidencia acerca del que el fondo nunca existió.

"Lo que pasa es que la única prueba contra Correa es esa (..) Como no había forma de involucrar a Correa hicieron eso (el peritaje de la criminóloga)", consideró Mera.

LA CONTRADICCIÓN

En la entrevista con la perito, de una hora y cuarto de duración, y al igual que hizo el viernes ante la Corte, Mera asegura que se quejó de personas que no han sido procesadas en el caso y que serían los que recibieron el dinero, entre ellas la testigo Pamela Martínez y su esposo.

Y reconoce que aunque ve una "contradicción" en lo que le dijo la experta sobre la legalidad del Fondo y su posición en la corte, "prefiere aprovechar las contradicciones".

Preguntado por Efe sobre el Fondo, dijo saber que Martínez hacía ciertas labores de caridad, pero la verdad es que no tenía "una promoción muy precisa".

"Pero ella sí dice (en el vídeo que conserva de la entrevista) que le parecían legales, en contradicción con lo que dice la Fiscalía", sostuvo.

Preguntado sobre por qué no difundió antes el contenido de la conversación en relación al Fondo -un elemento que defiende la tesis del expresidente- defendió que no es una parte del proceso que a él le toque personalmente y que entre "tanto detalle" estaba centrado en los de su defensa.

Sin embargo, y a raíz de un creciente enfrentamiento por redes entre Mantilla y Correa, cree que las "contradicciones" de la perito pueden tener un efecto mediático.

"Esta señora, que me parece que no es muy inteligente, es un poco torpe, salió en las redes a pelear con Correa. ¡Eso no lo puede hacer un perito! Un perito es un profesional que está más allá de la política y la coyuntura. ¡No puede pelear, es como el juez, como el cura!".

Y considera conveniente "posicionar contra ella" el tema de sus contradicciones, porque son "los días en los que el tema más se discute mediáticamente, porque en 15 días yo creo que va a haber sentencia, y ya no cabría discutir".

Elias L. Benarroch

(c) Agencia EFE