Examen para detección de cáncer colorrectal debe comenzar a los 45 años: grupo de trabajo EEUU

·3  min de lectura
Imagen de archivo. Colonoscopía en el hospital Ambroise Pare, Marsella

Por Deena Beasley

18 mayo (Reuters) - Las pruebas de rutina de detección de cáncer colorrectal en personas consideradas en riesgo promedio deben partir a los 45 años en vez de a los 50, como se aconsejaba en pautas previas, por la creciente incidencia de la enfermedad en adultos más jóvenes, según recomendaciones de un grupo estadounidense.

La nueva guía de Estados Unidos ahora se alinea con la de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, que en 2018 redujo su edad recomendada para la detección de rutina del cáncer colorrectal a 45 desde 50.

El cáncer colorrectal es la tercera causa principal de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres, y se prevé que casi 53.000 personas en Estados Unidos morirán por la enfermedad este año, según el Grupo de Trabajo Preventivo de Estados Unidos, cuyas pautas son seguidas por médicos, aseguradoras y encargados de políticas sanitarias.

El cáncer colorrectal se diagnostica con mayor frecuencia en personas de entre 65 y 74 años, pero casi el 11% de los casos nuevos ocurren en personas menores de 50 años, según el grupo de trabajo.

La incidencia de cáncer colorrectal en adultos de 40 a 49 años ha aumentado casi un 15% en los últimos 15 años, dijo el grupo, expertos independientes designados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, en un comunicado publicado el martes en la revista médica JAMA.

El texto indica que las tasas de cáncer colorrectal son más altas en adultos negros, nativoestadounidenses es indígenas de Alaska. También son más altas para personas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal, hombres y quienes tengan otros factores de riesgo como obesidad, diabetes, antecedentes de tabaquismo o consumo de alcohol no saludable.

"Las pautas actualizadas harán que exámenes de detección del cáncer colorrectal (...) estén disponible para millones de personas más en Estados Unidos y ofrecerán potencial para evitar diagnósticos y muertes por cáncer colorrectal", dijo la doctora Kimmie Ng, directora del Centro de Cáncer Colorrectal Young-Onset en el Dana-Farber Institute, en una editorial.

La doctora declaró que cerca de un tercio de la población mayor de 50 años que ya debería someterse a pruebas de detección de rutina no se someten a pruebas de detección de cáncer colorrectal.

Para abordar eso, Ng sugirió que los empleadores podrían ofrecer un "día de bienestar" pagado para los empleados, que consultas en fin de semana y fuera del horario de atención estén disponibles y que se ofrezcan servicios de transporte a las personas que no tengan el apoyo de un cuidador necesario después de una colonoscopia, que normalmente requiere anestesia.

En Estados Unidos, la colonoscopia es el método más común utilizado para detectar el cáncer colorrectal. Otros métodos incluyen análisis de sangre oculta en heces y sigmoidoscopia flexible seguida de colonoscopia si se detectan pólipos precancerosos para que se puedan extirpar.

Al decidir sobre un método de detección, las pautas dicen que médicos y pacientes pueden considerar una variedad de factores, como la frecuencia con la que se deben realizar las diversas pruebas. Las pruebas de heces, por ejemplo, pueden necesitar realizarse anualmente, mientras que se sugieren colonoscopias para personas con riesgo promedio cada 10 años.

El grupo de trabajo todavía recomienda que la detección de adultos de 76 a 85 años se base en consideraciones individuales y que la detección de rutina se interrumpa después de los 85 años.

(Reporte de Deena Beasley. Editado en español por Janisse Huambachano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.