Exalcalde compromete a hermano de presidente hondureño en asesinato de narcos

Agencia EFE

Nueva York, 7 oct (EFEUSA).- El exalcalde Alexander Ardón, testigo en el caso por narcotráfico contra el exdiputado hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández (hermano del presidente Juan Orlando Hernández), aseguró este lunes que el acusado ordenó el asesinato de dos traficantes en 2011 y en 2013 y también que el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) usó el Ejército para proteger a narcos.

Ardón, que se entregó a la justicia el pasado marzo, aseguró que en 2011 surgieron problemas en la región de Copán, en la que él era el máximo responsable político de la localidad de El Paraíso, con otro narcotraficante identificado como Franklin Arita.

Cuando Ardón informó a "Tony" Hernández de que el problema con Arita era que este no permitía el paso de los cargamentos de droga a través del territorio que controlaba con destino a Guatemala, Hernández dijo que lo mataría.

"Tony" Hernández me dijo que había que asesinar a Arita", declaró el testigo, que se ha declarado ante la Fiscalía estadounidense culpable de narcotráfico y de asesinar a 56 personas.

Para ello, según explicó Ardón, Juan Antonio habló con el jefe de la Policía de la región de Copán Juan Carlos "el Tigre" Bonilla y después "Tony" le confirmó que Arita había sido asesinado.

Ardón también indicó que en 2013 llamó a Hernández para decirle que un socio suyo identificado como "El Chino", que era el responsable de recibir unos helicópteros propiedad de Hernández, cargados con cocaína, había sido arrestado.

En la conversación, Hernández le dijo a Ardón que había que matar a "El Chino" porque tenía información sobre los aparatos, cada uno de los cuales podía transportar hasta un máximo de 350 kilogramos de cocaína.

El que fuera alcalde de El Paraíso se mostró de acuerdo y llamó a otro de sus socios, Wilter Blanco, para que matara al "Chino", que fue asesinado poco después.

En su testimonio, en el que dibujó un cuadro de Honduras cercano a un narcoestado, Ardón también relató que en 2012 Porfirio Lobo envió a Copán unos 120 militares armados con fusiles M16 y M60 además de con bazookas, para protegerle de un narcotraficante rival, Jairo Orellana.

Ardón explicó que en ese año, el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, con quien trabajaba para el traslado de la cocaína, le dijo que Jairo Orellana le había robado un cargamento en Guatemala y que pretendía hacerse con el control de toda la zona fronteriza entre Guatemala y Honduras.

Tras esta conversación, el testigo indicó que habló con el entonces presidente del país sobre este problema y le pidió protección.

"Hablé con don Pepe Lobo en 2012 sobre Orellana. Don Pepe Lobo me mandó seguridad, dos camiones de soldados a la frontera a Paraíso, en Copán", explicó Ardón que precisó que los militares permanecieron en la zona de La Playona, a 3 kilómetros de la frontera guatemalteca durante dos meses.

Además, en varias ocasiones Ardón indicó que el acusado Tony Hernández proveía escolta de la Policía Nacional de manera regular a los cargamentos de droga que transportaba por carretera y que en ocasiones pertenecían al propio Hernández.

Asimismo, volvió a vincular al expresidente Lobo y al actual jefe de Estado Juan Orlando Hernández con sobornos.

Según el testigo, en 2008, Lobo le pidió a Ardón en una reunión en San Pedro Sula dos millones de dólares para financiar su campaña electoral y también la de su partido el Partido Nacional.

"Me dijo que si el Partido Nacional ganaba las elecciones él sería presidente y Juan Orlando Hernández presidente del Congreso", declaró el testigo vestido con uniforme de presidiario.

A cambió solicitó a Lobo seguridad para continuar con el narcotráfico, la pavimentación de la carretera de la localidad de La Florida a Paraíso y que su hermano Hugo Alfredo recibiera un puesto en la Administración.

Hugo Alfredo fue nombrado director del Fondo Vial, dependiente de ministerio de Obras Publicas y que se encarga de la construcción de las carreteras.

Ardón le hizo una primera entrega de un millón de dólares y en 2009 mantuvo otra reunión con Lobo en la que estuvo presente Juan Orlando Hernández.

En ese encuentro, celebrado en la sede del Partido Nacional de San Pedro Sula, Lobo confirmó haber recibido el primer millón y le prometió que si ganaba las elecciones protegería al alcalde de cualquier investigación que pudiera emprender la Fiscalía.

El alcalde también aseguró que el Chapo Guzmán entregó en 2013 un millón de dólares al acusado Juan Antonio Hernández para la campaña presidencial de su hermano Juan Orlando Hernández.

Ardón explicó que en una reunión el Chapo le dio un millón de dólares en paquetes de 50.000 y 100.000 dólares a "Tony" Hernández.

El testigo también indicó que "El Chapo" empleaba vehículos de la empresa de televisión Televisa para transportar cocaína y que uno de los proveedores de esa cocaína era "Tony" Hernández.

(c) Agencia EFE