Exabogada de Trump no tiene para pagar millones en amenazas legales tras no tener pruebas del fraude electoral

·2  min de lectura

El "Kraken" de las demandas por fraude electoral, una vez liberado y desde entonces derrotado, podría terminar costándole a la exabogada de Donald Trump, Sidney Powell, más de lo que puede cubrir.

Powell dijo esta semana que enfrenta al menos $ 3 mil millones en amenazas legales de varias compañías de máquinas de votación por sus afirmaciones no probadas de que la elección presidencial estuvo plagada de fraudes.

Pero tendrán que "tomar un cantidad", dijo Powell, ya que no tiene la "mínima fracción" para cubrir los daños solicitados.

“Dominion me está demandando personalmente por $ 1.3 mil millones y luego Smartmatic me está demandando por $ 2.7 mil millones, creo, en Nueva York. Y luego Eric Coomer, que solía trabajar con Dominion, me está demandando en Colorado”, explicó, riéndose del tamaño de las cantidades.

“Quiero decir, necesitamos un sistema de tomar una cifra ahora para las personas que quieren demandar a Sidney Powell, quien no tiene la más mínima fracción de esa cantidad de activos. Podríamos escribir ese cheque y verlo rebotar hasta el infinito y más allá".

La exabogada de Trump hizo los comentarios el martes en una aparición en The Pete Santilli Show, que fue compartido en línea por el periodista de Raw Story, David Edwards.

Pero el antiguo y futuro Kraken puede que se resquebraje una vez más, ya que Powell aseguró que continuará con el litigio.

Ella ha asumido el caso de alrededor de media docena de acusados del motín del 6 de enero en el Capitolio de los EE. UU. y ha demandado al Departamento de Defensa de los EE. UU. por sus mandatos sobre la vacuna covid.

Leer más: Sargento de policía niega violación mientras le dice a la corte: “sé lo que es el consentimiento”

También ha lanzado una contrademanda contra Dominion Voting Systems por $ 10 millones en daños alegando el “abuso de proceso” de la compañía, que declaró incluía más de 150 cartas de cese y desistimiento a sus contactos.

“Fue una campaña de intimidación masiva para evitar que los testigos hablaran y para tratar de que la gente dejara de decir algo sobre Dominion, sin importar que sea un tema de importancia nacional e internacional”, señaló.

Agregó que las demandas fueron parte de una campaña de difamación masiva que comienza en la prensa y termina en los tribunales.

“Primero comienzan con los medios de comunicación, luego siguen las demandas, y todo termina en un gran lío para un ciudadano normal, que es lo que siempre he tenido que enfrentar. Es realmente notable, no tenía idea de que era tan importante”, mencionó.

Dominion Voting Systems no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de The Independent en el momento de la publicación.

Relacionados

Comité antidisturbios de la Cámara de Representantes, emite nuevas citaciones mientras Trump les dice a sus ex ayudantes que luchen

Trump invocará privilegio ejecutivo en asalto al Capitolio

Campaña de Trump sabía que la teoría de la conspiración “Kraken” sobre el fraude electoral era falsa, informe

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.