Evo Morales y Rafael Correa llegaron al país y se reunirán con Alberto Fernández en Olivos

·4  min de lectura
El expresidente Evo Morales agradeció a la gestión de Alberto Fernández por la entrega de oxígeno
El expresidente Evo Morales agradeció a la gestión de Alberto Fernández por la entrega de oxígeno

Luego de su gira por Italia y Escocia, que alternó logros con algunas reuniones frustradas con Joe Biden y el papa Francisco, el presidente Alberto Fernández se encontrará entre hoy y mañana con dos expresidentes latinoamericanos con los que comparte el objetivo de impulsar la denominada “Patria Grande”. Se trata del ecuatoriano Rafael Correa y el boliviano Evo Morales, a quienes invitará a cenar en la quinta de Olivos el jueves por la noche.

Ignorancia, toqueteos y errores

El expresidente de Bolivia, que controla al MAS, el partido gobernante en ese país, y el exmandatario ecuatoriano, hoy principal opositor del gobierno de Guillermo Lasso, participarán a las 18 de mañana de la presentación del libro Evo Operación Rescate, una trama geopolítica de 365 días, escrito por el asesor español y economista Alfredo Serrano Mancilla, y centrada en la violenta salida del poder del ex presidente boliviano. También el Presidente podría formar parte de esa presentación, tal como lo anuncia Serrano Mancilla en sus redes sociales, aunque su presencia no está confirmada. El acto será en la sede de la embajada de México en Buenos Aires.

Será, sin dudas, una cita amable: el propio Serrano Mancilla tiene una visión crítica del “golpe de Estado” que desalojó a Morales del poder, en octubre de 2019, coincidiendo con la postura del gobierno argentino. Morales pasó algunos meses en Buenos Aires luego de salir de Bolivia, al tomar el poder la legisladora Jeanine Añez, hoy encarcelada en ese país. Alberto Fernández apoyó con entusiasmo las investigaciones judiciales en Bolivia sobre la presunta “colaboración” del gobierno macrista en ese “golpe” contra Morales, denunciado por fraude en su intento por conseguir una nueva reelección.

El mismo jueves, pero un par de horas antes, Morales y Correa participarán de la reunión virtual “Hermanos de la Patria Grande”, a 16 años del “no al ALCA”, organizado por el diputado kirchnerista del Parlasur Oscar Laborde y al que se conectarán otros exmandatarios progresistas como la brasileña Dilma Rousseff, el colombiano Ernesto Samper y el paraguayo Fernando Lugo. También se sumarán otros argentinos como el diputado Eduardo Valdés y el senador cristinista Oscar Parrilli.

La agenda de Morales se extenderá por varios días. El viernes tiene previsto participar del cierre del congreso de la CTA de los Trabajadores, que encabeza Hugo Yasky, y el sábado próximo, en Tecnópolis, participará de una actividad folklórica organizada por la embajada de Bolivia en el país. Estarán junto a él su exvice, Alvaro García Linera, y el embajador argentino en La Paz, Ariel Basteiro.

Llegó anoche al país el avión Bombardier Learjet 45 matrícula YV2716, perteneciente a la petrolera estatal venezolana Pdvsa y sancionado por el gobierno de Estados Unidos desde 2020. La aeronave hizo escala en Cochabamba, Bolivia, y coincide con la llegada de Morales a Buenos Aires. El Learjet está estacionado en el sector militar del aeroparque metropolitano, al lado del Tango 04. Es decir, está allí con autorización estatal.

El avión de Pdvsa, al lado del Tango 04, en el Aeroparque metropolitano
El avión de Pdvsa, al lado del Tango 04, en el Aeroparque metropolitano


El avión de Pdvsa, al lado del Tango 04, en el Aeroparque metropolitano

El armado regional

“Correa y Evo son dos dirigentes cercanos a Alberto, y le reconocen el liderazgo regional que está cumpliendo”, dijeron cerca del Presidente, que tiene como objetivo inmediato la presidencia de la Celac, que renovará sus autoridades en enero. Los tres, afirmaron cerca de Fernández, esperan un triunfo de Luis Inacio Lula da Silva en Brasil el año próximo, para rearmar un bloque de gobiernos de centroizquierda en la región, hoy reducido a la Argentina, Bolivia, Perú y México.

La tarea de la cancillería argentina y otros referentes de política exterior para avanzar en la postulación de Fernández a la Celac chocó con la negativa del nicaraguense Daniel Ortega, que el domingo buscará una nueva reelección con sus principales opositores encarcelados o exiliados.

Daniel Capitanich entrega las cartas credenciales como embajador a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y Rosario Murillo, vicepresidenta
Twitter


Daniel Capitanich entrega las cartas credenciales como embajador a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, y Rosario Murillo, vicepresidenta (Twitter/)

El canciller Santiago Cafiero afirmó, al regreso de la gira por Europa, que la “Argentina condenó dónde tenía que condenar a Nicaragua, que es en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra”. Obvió, en tanto, la reciente abstención en condenar al régimen de Ortega en la Organización de Estados Americanos (OEA), considerada una entidad “afín a Estados Unidos” por el kirchnerismo de paladar negro. Acaso sin menciones a Ortega -de quien se ha ido alejando progresivamente- el Presidente compartirá actividad y la cena en Olivos con dos aliados regionales que, cada uno a su modo, trabajan para volver al poder.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.