Evo Morales, tras la polémica por las milicias armadas: "Me retracto"

LA NACION

MADRID (DPA).- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien desde hace un mes está refugiado en la Argentina tras renunciar al gobierno en medio del escándalo por las denuncias de fraude electoral, publicó hoy un comunicado en el que se retracta de sus dichos sobre organizar grupo armados.

"Hace unos días se hicieron públicas unas palabras mías sobre la conformación de milicias. Me retracto de ellas. Mi convicción más profunda siempre ha sido la defensa de la vida y de la paz", aseguró.

El domingo pasado, en una entrevista con una radio boliviana, el aymara declaró que, de regresar a Bolivia, organizaría milicias armadas populares similares a las que existen en Venezuela y alarmó a la comunidad internacional, en medio de la crisis social y económica que vive el país liderado por el chavista Nicolás Maduro, en el que denuncian muertes y violaciones a los derechos humanos.

"Si de acá a poco tiempo, no sé, si volviera o alguien vuelva, hay que organizar como en Venezuela, milicias armadas del pueblo", dijo Morales. Hoy dio marcha atrás y agregó: "Siento un profundo dolor por lo que está pasando en mi querida Bolivia. El decreto de impunidad para las Fuerzas Armadas, las masacres, los grupos paramilitares que recorren las calles, las casas quemadas, los tribunales electorales incendiados, los presos políticos y la persecución sistemática, todos estos crímenes sin justicia".

Asimismo, llamó a la comunidad internacional a garantizar el respeto a los derechos humanos y pidió que "nada de lo que diga sea usado como un pretexto para perseguir y reprimir a mis hermanas y hermanos".

"Estoy convencido de que la paz solo puede ser alcanzada a través de una democracia plena, restableciendo el Estado de Derecho, con pleno respeto a los Derechos Humanos, con justicia social y con la lucha contra todas las formas de racismo y discriminación, siempre en el marco de nuestra Constitución", cerró.

La declaración pública de Morales se da el mismo día en que se conoce la denuncia de un grupo de militares, que aseguraron que el expresidente analizó la posibilidad de crear una milicia llamada "guardia plurinacional", proyecto que no prosperó debido a la oposición de las Fuerzas Armadas.

En una carta enviada al ministro de Defensa, Fernando López, en diciembre pasado, un grupo de militares retirados advirtió que había sugerido a ciertos suboficiales y sargentos "desarrollar proyectos de ley tendientes a la descolonización de las Fuerzas Armadas. (...) Este proyecto debió estar dirigido a la creación de la Guardia Nacional del Estado Plurinacional de Bolivia".

El suboficial retirado Édgar Morales contó al diario Página Siete que la idea nació en 2008. "En un viaje que hice con él, me acerqué y le dije que queríamos reunirnos. Me dijo: 'Búsquenme y haremos la reunión'". El encuentro se produjo y, aunque la intención de los militares era pedir mejoras laborales, el entonces mandatario les sugirió "elaborar un proyecto de descolonización de las Fuerzas Armadas". Entonces el gobierno comenzó a trabajar en el "proyecto de descolonización" en 2011, para lo cual mantuvo una serie de reuniones con organizaciones sociales que propusieron crear una "guardia plurinacional" que funcionaría como "quinta fuerza", integrada por voluntarios, entre ellos miembros de estas organizaciones sociales, señalan los militares en su carta.

De acuerdo con el suboficial, en 2014 un grupo de militares se posicionó en contra de la creación de esta "guardia plurinacional" y, como consecuencia de ello, más de una veintena de uniformados fueron obligados a retirarse.