Evo Morales pide a Boric pronunciarse sobre la reclamación marítima boliviana

·2  min de lectura

La Paz, 22 sep (EFE).- El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019) pidió este jueves al mandatario chileno, Gabriel Boric, pronunciarse sobre la centenaria reclamación boliviana de un acceso soberano al mar perdido en la "invasión" que sufrió su país en 1879 y que comparó con la guerra en Ucrania.

"Hno Pdte. de Chile @gabrielboric condena lo que llama "invasión a Ucrania, violación de su soberanía y el uso ilegítimo de la fuerza" por parte de Rusia. Tengo confianza de que asumirá misma posición con relación a la invasión de 1879 y reafirmará su propuesta de #MarParaBolivia", escribió Morales en Twitter.

Durante el Gobierno de Morales, que preside al gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), y ahora también en el del mandatario Luis Arce, la relación con Rusia ha sido estrecha debido a afinidades políticas e intereses económicos comunes.

El Ejecutivo boliviano se ha abstenido de votar en Naciones Unidas contra la invasión rusa a Ucrania.

Por otra parte, Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1978 por la reclamación boliviana del acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra librada a fines del siglo XIX y que el primer país denuncia que fue una "invasión".

En la llamada guerra del Pacífico, Bolivia perdió unos 400 kilómetros de costa y cerca de 120.000 kilómetros cuadrados de territorio ante tropas chilenas.

La situación bilateral fue particularmente tensa en los últimos años por la demanda planteada en 2013 por el entonces Gobierno de Morales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar en firme la reclamación marítima boliviana.

En 2018, la CIJ determinó que Chile no tiene obligación legal de negociar con Bolivia, aunque las autoridades bolivianas entienden que la sentencia no supone un impedimento para que haya un diálogo.

Ambos países mantienen otra controversia ante ese tribunal sobre la naturaleza y el uso de las aguas del Silala que para Chile son un río internacional con derechos de uso compartido y para Bolivia unos manantiales que nacen en su territorio y que fueron desviados artificialmente hacia territorio chileno.

La llegada de Boric al Gobierno chileno fue vista en Bolivia como la posibilidad de una nueva etapa de relaciones bilaterales, por la afinidad ideológica con ese mandatario.

Sin mencionar directamente a Chile, Arce sostuvo esta semana en su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas que "Bolivia nació con mar", pero en la actualidad es un país "obligado por las circunstancias del pasado a enfrentar múltiples barreras para el transporte, comunicación y comercio".

"Esperamos que más temprano que tarde el diálogo y la diplomacia puedan triunfar para reparar las injusticias de una guerra impulsada por intereses capitalistas y construir así un mejor futuro entre pueblos hermanos", dijo el gobernante.

(c) Agencia EFE