Evo Morales viajó a Cuba para hacer una consulta médica

LA NACION


Evo Morales llegó a Cuba para hacer una consulta médica. Así lo confirmó la exministra de Salud de Bolivia Gabriela Montaño, quien estaba en México con el expresidente. De todos modos, no especificó si se trata de una revisión médica de rutina o del tratamiento de una dolencia específica.

La cancillería de México, país donde se encuentra asilado el expresidente de Bolivia, explicó que se trata de un viaje "temporal". Se especula que una vez en La Habana, se reúna con Raúl Castro para volar a la Argentina en los próximos días.

Vía Twitter, el director de comunicación de la Cancillería mexicana, Roberto Velasco, informó: "Precisamos que el día de hoy (por el viernes) el Sr. Morales viajó por la mañana rumbo a Cuba. Según nos informó, se trata de un viaje temporal. Por el momento esa es la información disponible".

Morales llegó a México el 12 de noviembre, luego que el Ejército de Bolivia solicitara su renuncia, argumentando que debía garantizar la estabilidad del país tras la fuerte reacción social a su triunfo en las presidenciales de octubre, denunciadas como fraudulentas.

En este contexto, el presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, le ofreció asilo político a partir del 10 de diciembre, día en que asumirá su Gobierno. En diálogo con El Destape Radio, Morales resaltó: "Quiero agradecer a esa propuesta. Pero no pierdo la esperanza de volver a Bolivia. Pero si me acerco a mi país mediante la Argentina, mucho mejor. Lo estamos analizando. Vamos a esperar que pase un poco más de tiempo para retornar a la Argentina o a Bolivia para seguir esta lucha".

Algunas horas antes de viajar rumbo a Cuba, el expresidente denunció, por Twitter, que "la derecha pretende impedir la participación de la mitad de Bolivia en las elecciones". Y resaltó: "Hermanos y hermanas, digan lo que digan y hagan lo que hagan, ¡Volveremos a triunfar!".

En ese hilo de mensajes que compartió a través de la red social, Morales señaló que el "único fraude" que hubo en los comicios fue el de la Organización de los Estados Americanos, "cómplice del golpe de Estado, para instaurar un gobierno de facto".

"La derecha golpista me acusa de fraude electoral, cuando ni en el informe de la OEA habla de fraude, sino de irregularidades", dijo. Y añadió: "La ley prevé que si hay irregularidades, debe repetirse la votación en esas mesas. Nos robaron nuestra victoria en primera vuelta.


Más historias que te pueden interesar: