Evo Morales confronta a Chile por altercado fronterizo

Por CARLOS VALDEZ

LA PAZ (AP) — El presidente Evo Morales dijo el jueves que la detención de nueve bolivianos en Chile viola convenios internacionales en un nuevo altercado en la ya tensa relación entre ambos países.

"El gobierno de Chile debe tener presente que las acciones de amedrentamiento constituyen una violación de convenciones internacionales ante lo cual Bolivia interpondrá la razón de la ley ante cualquier acto inamistoso, amenaza y provocación", dijo el gobernante.

Morales habló en una plaza de La Paz durante un acto por el "Día del Mar" en el que Bolivia recuerda la pérdida de su costa en el Pacifico en una guerra con Chile en el siglo XIX.

Las declaraciones se produjeron un día después de que un tribunal chileno ordenara la prisión preventiva por 120 días de los nueve detenidos por presunto robo, porte ilegal de armas y contrabando. Los bolivianos, entre ellos un capitán, un sargento y siete funcionarios aduaneros, fueron arrestados en territorio fronterizo de Chile. Sin embargo, según las autoridades de Bolivia, la detención tuvo lugar en zona boliviana cuando los agentes interceptaron a contrabandistas.

El ministro de Defensa boliviano Reymi Ferreira anunció que su país denunciará el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Por la tarde, en la ciudad de Santa Cruz, algunas personas protestaron en las puertas del consulado chileno exigiendo la liberación de los detenidos.

Las relaciones entre los países vecinos se mantienen tensas desde 2013, cuando el gobierno de Morales interpuso una demanda en la Corte Internacional de Justicia para obligar a Chile a negociar una salida al mar para Bolivia.

Morales dijo que su gobierno optó por los tribunales internacionales ante los "permanentes incumplimientos" de Chile. Santiago, en cambio, alega que no tiene asuntos pendientes con Bolivia tras un tratado de 1904 que definió la frontera entre ambos países.

Este es el segundo incidente fronterizo reciente entre ambas naciones. En 2013, tres militares bolivianos fueron detenidos y posteriormente devueltos por cruzar territorio chileno. Los dos países no tienen relaciones diplomáticas desde 1978.