Evo eterno: un referéndum rechazó su cuarto mandato, pero ahora la Justicia lo habilita

LA NACION

LA PAZ.- Evo Morales sigue firme en su camino. Luego del referéndum celebrado en febrero de 2016 que proponía reformar la Constitución nacional para permitir un cuarto mandato al presidente y que fue rechazado por la mayoría de los votantes, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia aceptó su postulación en las elecciones del próximo año.

En una sorpresiva rueda de prensa en la que no aceptó preguntas de la prensa, la presidenta de ese órgano, María Eugenia Choque, dijo a noche que el TSE aceptó la postulación de Morales dos días antes de que venciera el plazo. Mientras tanto, varias protestas opositoras reclaman el cumplimiento del referéndum: partidos opositores y organizaciones de la sociedad civil habían organizado marchas a La Paz y paros para reclamar la inhabilitación de Morales, en el poder desde 2006.

Asimismo, varios líderes de la oposición también reclamaron ante el hecho y advirtieron que una actitud así podía sentar un mal precedente para la democracia. Samuel Doria Medina, líder de Unidad Nacional (UN), el partido opositor más importante, aseguró que la decisión de la Justicia electoral es un funesto precedente.

"La democracia fue herida de muerte por el TSE que hizo oídos sordos al clamor por el respeto al voto del pueblo", sostuvo a su vez Rubén Costas, gobernador de la región de Santa Cruz, la más próspera del país.

La decisión del tribunal de aprobar el binomio Evo Morales-Álvaro García se da además a días de una huelga nacional convocada para el próximo jueves. El expresidente Carlos Mesa, principal rival de Morales en las elecciones generales de octubre de 2019 según las encuestas, opinó en Twitter que el TSE "le ha dado un golpe de muerte" a la democracia.

"La acción sumisa ante este gobierno autoritario, la expresa el TSE, que como quien lee un instructivo intrascendente, le ha dado un golpe de muerte a nuestra democracia, habilitando como candidato al dueño de todos los poderes, Evo Morales", escribió.

El oficialismo desestimó el año pasado el resultado del referéndum que le negó a Morales la posibilidad de una cuarta postulación, alegando que se logró bajo engaños sobre la existencia de un hijo del presidente, que luego no se pudo comprobar.

Morales logró finalmente a fines de 2017 que el Tribunal Constitucional autorizara la candidatura del mandatario para un nuevo período, entre 2020 y 2025, arguyendo que era su derecho humano hacerlo pese a que en 2009 aprobó una constitución que prohíbe la relección continua más de una vez.

Agencias AP y AFP