Evite convertir su celebración de Año Nuevo en tragedia al manipular fuegos artificiales

·3  min de lectura

Evite convertir su celebración de Año Nuevo en una tragedia. Los festejos con fuegos artificiales son divertidos para muchas personas, pero su uso inadecuado puede arruinar el entretenimiento a cualquiera al ocasionar graves quemaduras, incendios y hasta la muerte.

La portavoz del Departamento de Bomberos del Condado Miami-Dade (MDFR), Erika Benítez, dijo que es posible que este año más hogares usen los fuegos artificiales debido a que muchas familias están optando por quedarse en casa por la propagación del COVID-19.

“Entonces es fundamental saber cómo manipular los fuegos artificiales para evitar emergencias. Recuerden que muchos de los hospitales están operando al máximo de su capacidad y no queremos seguir abrumando a los centros hospitalarios. Por eso es muy importante seguir las medidas de seguridad”, expresó.

Se estima que 15,600 personas fueron tratadas en salas de emergencia de hospitales a nivel nacional por lesiones relacionadas con fuegos artificiales en 2020, en comparación con aproximadamente 10,000 en 2019, de acuerdo con la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EEUU.

El mal uso de los fuegos artificiales también inicia un promedio de 18,500 incendios por año, incluidos 1,300 siniestros de estructuras, 300 de vehículos y 16,900 al aire libre y otros, que causan un promedio de $43 millones en daños directos a la propiedad, según datos de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA).

Para manipular de manera segura los fuegos artificiales, el MDFR recomienda tomar las siguientes precauciones:

Siempre compre fuegos artificiales de proveedores aprobados. Asegúrese de leer y de seguir las instrucciones de seguridad del fabricante.

Nunca compre fuegos artificiales usados o ilegales. Todo lo que se propulsa por el aire, detona o explota es ilegal en el Condado Miami-Dade y es muy peligroso.

Según el Proyecto de Ley del Senado SB140, aunque en Miami-Dade no hay proveedores aprobados que estén autorizados a vender fuegos artificiales como petardos, cohetes de botella y velas romanas, los consumidores que hayan adquirido estos fuegos artificiales en otro lugar para uso recreativo solo pueden utilizarlos en tres fechas específicas cada año: el 4 de julio, la víspera de Año Nuevo y el día de Año Nuevo.

Encienda fuegos artificiales al aire libre, en un camino de entrada u otra superficie pavimentada, al menos a 25 pies de distancia de casas, vehículos, áreas verdes, árboles y otros materiales combustibles.

Nunca apunte ni dispare fuegos artificiales o bengalas a animales, personas o multitudes.

Encienda un fuego artificial a la vez, luego aléjese de inmediato para permanecer a una distancia segura del dispositivo.

Use gafas de seguridad para proteger los ojos de escombros o chispas que vuelan.

Nunca encienda fuegos artificiales en recipientes de metal o vidrio.

Nunca intente volver a encender o manipular los fuegos artificiales que funcionen mal.

Los niños deben ser supervisados cuando manipulen bengalas y fuegos artificiales, ya que pueden causar quemaduras graves y lesiones oculares.

Las bengalas, que a menudo se consideran lo suficientemente inofensivas para los niños, pueden arder hasta 2,000 grados Fahrenheit y pueden causar quemaduras de tercer grado.

Nunca use ropa holgada. Si tiene el pelo largo, asegúrese de atarlo hacia atrás cuando manipule los fuegos artificiales.

Debido al mayor uso de desinfectantes para manos durante la pandemia, tenga cuidado al manipular fuegos artificiales, ya que los desinfectantes para manos contienen alcohol, son altamente inflamables y pueden causar quemaduras graves.

Si la ropa se prende en fuego, recuerde detener lo que está haciendo, tirarse al suelo, cubrirse la cara y rodar una y otra vez hasta que se apague el fuego.

Evite un incendio de basura sumergiendo los fuegos artificiales usados en un balde de agua antes de desechar el dispositivo.

Tenga cerca en todo momento un extintor de incendios doméstico, una manguera de jardín o un balde de agua con clasificación ABC en caso de una emergencia por incendio.

Nunca use fuegos artificiales si está bajo los efectos del alcohol. Asegúrese de mantenerse hidratado con agua.

“La forma más segura de disfrutar de los fuegos artificiales es asistiendo a un espectáculo público de fuegos artificiales organizado por profesionales capacitados”, dijo el MDFR.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.