"Para evitar desabasto se podrán importar medicinas", afirma Cofepris

CIUDAD DE MÉXICO, enero 29 (EL UNIVERSAL).- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aseguró que las normas actuales en México impiden al gobierno comprar medicamentos que no se encuentren en el mercado nacional, como en el caso de fármacos oncológicos, por lo que a fin de evitar desabasto, ahora se podrán importar medicinas, aún si no tienen registro sanitario en el país.

"La normativa vigente en el país ha atado de manos de distintas formas al gobierno en la obtención de medicamentos que no se encuentren en el mercado mexicano, por ello se publica un acuerdo amplio que permite comprar medicamentos en cualquier lugar del mundo, con el objetivo fundamental de evitar desabasto como está sucediendo en el caso de medicamentos oncológicos en otros países, incluyendo Estados Unidos".

A través de un comunicado, el organismo que encabeza José Novelo Baeza, resaltó que el Acuerdo publicado en el DOF sobre el Reglamento de Insumos para la Salud busca garantizar la protección de la salud.

"Los insumos para la salud son factores determinantes para el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y el Plan Nacional de Salud 2019-2024 del Gobierno de México, en donde se establece que toda persona tiene derecho a la protección de la salud, garantizando la prestación correcta y oportuna de los servicios mediante el establecimiento de un sistema de control en tiempo real del abasto de medicamentos e insumos para la salud".

Afirmó que el acuerdo establece que se deberá garantizar la calidad de los medicamentos importados a través de las medidas regulatorias de la Cofepris, que todos los lotes de medicina que ingresen al país, tendrán que ser analizados en el laboratorio de la Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura de esta comisión y su procedencia será de países que tengan un marco regulatorio igual al nacional.

"Los medicamentos deben haber sido utilizados en la población de estos países y contar con registro sanitario de su país de origen".

En el caso de los medicamentos sin registro sanitario en México, el acuerdo establece un período de cinco días hábiles después de la importación para iniciar el proceso de registro en México, el cual será más rápido con el objetivo de aplicarse en pacientes que los requieran.

"Esta acción incrementará la proveeduría para el sector salud, con medicamentos autorizados en nuestro territorio nacional y con esto fomentar la reducción de monopolios", enfatizó la comisión reguladora.