Evergrande evitó el default pero hay temor por la deuda inmobiliaria china

·4  min de lectura
El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan
El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan

HONG KONG.- El endeudado grupo inmobiliario China Evergrande evitó una vez más un desestabilizador default con un pago de bonos de última hora, aunque hizo poco para aliviar las tensiones en el sector inmobiliario del país.

Uno de los acreedores, los clientes de la firma de compensación internacional Clearstream recibieron pagos de intereses vencidos sobre tres bonos en dólares emitidos por Evergrande, dijo un vocero de Clearstream este jueves.

Evergrande, la empresa inmobiliaria más endeudada del mundo, avanzó a trompicones entre plazos de pagos en las últimas semanas, mientras trata da hacer frente a más de 300.000 millones de dólares en pasivos, 19.000 millones de los cuales son bonos emitidos en los mercados internacionales.

Los pagos se efectuaron al final del periodo de gracia de 30 días que acabó el miércoles, la tercera vez en el último mes que la compañía ha pagado peligrosamente cerca de una fecha límite. Los bonos tenían un vencimiento total de más de 148.000 millones de dólares.

Construcción de Evergrande Mansions en Dongguan, China. El desarrollador enfrenta tensiones financieras en China, desafiando la narrativa de Pekín de que puede mantener bajo control la crisis de deuda corporativa del país mientras evita el colapso desordenado. de sus gigantes inmobiliarios
GILLES SABRIE


Construcción de Evergrande Mansions en Dongguan, China. El desarrollador enfrenta tensiones financieras en China, desafiando la narrativa de Pekín de que puede mantener bajo control la crisis de deuda corporativa del país mientras evita el colapso desordenado. de sus gigantes inmobiliarios (GILLES SABRIE/)

El incumplimiento habría dado lugar a un default formal por parte de la empresa y habría desencadenado disposiciones de default cruzado para otros bonos denominados en dólares de Evergrande, agravando una crisis de deuda que se cierne sobre la segunda economía más grande del mundo.

Aunque la empresa logró eludir el desastre inminente, los problemas en el sector inmobiliario chino, de unos 5 billones de dólares, no mostraban signos de disminuir ante el inminente vencimiento de un muro de deuda.

”El arreglo a corto plazo parece estar teniendo éxito, pero hay un largo camino por recorrer antes de que este asunto se solucione. Son los primeros días”, dijo una fuente conocedora del asunto en referencia a Evergrande, aunque declinó ser identificada al carecer de autorización para hablar con los medios.

Banqueros y analistas coincidieron en que Pekín se mantendrá firme en las políticas para frenar el exceso de préstamos por parte de las empresas inmobiliarias, incluso mientras realiza ajustes financieros en medio de una crisis de liquidez de la industria.

El Evergrande Center en Shanghai
HECTOR RETAMAL


El Evergrande Center en Shanghai (HECTOR RETAMAL/)

Evergrande tiene pendientes pagos de bonos por un total de más de 255 millones de dólares que vencen el 28 de diciembre. Pero se ha visto presionada por sus otros acreedores nacionales y una asfixiante restricción de la financiación que ensombreció cientos de sus proyectos residenciales.

La atención de los inversores se está desplazando ahora a otras inmobiliarias con problemas de liquidez que tienen una serie de pagos en el extranjero que vencen a corto plazo, entre ellos Kaisa Group. Kaisa tiene la mayor deuda externa de cualquier inmobiliaria china después de Evergrande, y pidió ayuda a sus acreedores esta semana. Tiene pagos de bonos por un total de más de 59 millones de dólares que vencen este jueves y el viernes, con periodos de gracia de 30 días para ambos. No se supo de inmediato si Kaisa, que se convirtió en la primera compañía inmobiliaria china que no cumple con un bono extranjero en 2015, pagó el tramo que vence el jueves. Ya se saltó pagos de algunos productos de gestión patrimonial locales.

Riesgo global

Aunque la Reserva Federal de Estados Unidos advirtió esta semana que el problemático sector inmobiliario chino podría plantear riesgos globales, no existen indicios claros sobre si Pekín intervendrá con un plan nacional más amplio para abordar el problema.

Los reguladores y los centros de estudio del gobierno también mantuvieron reuniones con las inmobiliarias en las últimas semanas, y el mercado espera una cierta relajación en las políticas de crédito y vivienda para evitar un aterrizaje brusco del sector.

Estas esperanzas y el pago de Evergrande provocaron una recuperación de las acciones inmobiliarias chinas, con un alza del 9% en el índice de acciones clase A del sector inmobiliario, mientras que el índice Hang Seng Mainland Properties de Hong Kong cerró con un avance del 5,6%.

Las acciones de Evergrande treparon un 6,8%, su máximo en dos semanas. Los precios de los bonos de las promotoras chinas, que se han visto muy afectados en las últimas semanas, se dispararon aún más.

Agencia Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.