Evangélicos dicen que enseñan valores a becarios del gobierno; Secretaría lo niega

Nayeli Roldán (@nayaroldan)
AMLO

Arturo Farela, presidente de la Cofraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Cofraternice), aseguró que desde hace siete meses integrantes de esa organización comenzaron a trabajar como “siervos de la nación”, y ya sea de esa forma o como voluntarios de su congregación enseñan valores de la Cartilla Moral a 7 mil jóvenes becados en Jóvenes Construyendo el Futuro, además reclutar a nuevos elementos para el programa; al respecto, la Secretaría del Trabajo aseguró que no tiene identificada a ninguna organización religiosa dentro del padrón de tutores, y que el programa es laico. 

“No se identifican planes de capacitación que tengan contenido religioso o de adoctrinamiento… son los jóvenes quienes libremente eligen en qué centro de trabajo capacitarse y el plan de capacitación a realizar. Se trata de un programa universal público y laico donde se respetan todas las creencias y religiones”, señaló la Secretaría.

Consultada por Animal Político, una vocera de la Secretaría del Trabajo aseguró que para el programa Jóvenes Construyendo el Futuro no cuentan con reclutadores ni intermediarios, que el trámite para sumarse es personal. Además, negó  que jóvenes becarios dediquen una hora de su tiempo en los centros de trabajo a aprender con evangélicos sobre la cartilla moral.

Este jueves la Secretaría del Trabajo ahondó en el tema e hizo las siguientes precisiones respecto a las declaraciones emitidas por Arturo Farela:

1.- No tenemos identificada a ninguna organización religiosa dentro del padrón de tutores del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

2.- No se identifican planes de capacitación que tengan contenido religioso o de adoctrinamiento.

3.- Son los jóvenes quienes libremente eligen en qué centro de trabajo capacitarse y el plan de capacitación a realizar.

4.- Se trata de un programa universal público y laico donde se respetan todas las creencias y religiones.

5.- De acuerdo con los Lineamientos, la capacitación en el Centro de Trabajo deberá estar orientada a fomentar la adquisición de conocimientos, competencias, habilidades y experiencia para incrementar las posibilidades de colocación de los jóvenes en un puesto de trabajo.

6.- El Centro de Trabajo que incumpla cualquiera de las obligaciones señaladas en los Lineamientos será suspendido y no podrá continuar registrando ofertas de capacitación hasta la conclusión de las investigaciones correspondientes.

Sobre el tema, el presidente Andrés López Obrador dijo que, aunque no estaba enterado, hay libertades y respeto a las creencias religiosas.

“No, hay libertades y nosotros respetamos el Estado laico que significa al mismo tiempo garantizar las libertades religiosas y libertades en general, somos respetuosos de creyentes y no creyentes, (…) yo sostengo que hay que respetar todas las creencias religiosas y que tienen un fundamento humanista”.

En su momento, Farela declaró que hubo un acuerdo entre los líderes de la iglesia y el presidente Andrés Manuel López Obrador durante una reunión en marzo pasado, en la cual presuntamente el mandatario pidió a Cofraternice participar en el programa más importante de su sexenio dirigido a jóvenes.

“En la reunión con 20 líderes nos invita al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, nos dice que quería que los laicos miembros de Cofraternice apoyemos en este programa buscando a becarios, y enseñarles principios y valores con la cartilla moral”, dijo Farela en entrevista con Animal Político.

Cómo parte del acuerdo, explicó, 25 integrantes de la organización se integraron a trabajar como “siervos de la nación”, el personal que se dedica a identificar y afiliar a beneficiarios de programas sociales del gobierno federal. Además, “centenas” de voluntarios integrantes de la organización religiosa en todo el país reclutan a jóvenes para el programa.

Su participación ocurre en “tres pasos”, mencionó Farela.

Primero “se localiza al becario, después se inscribe y se consigue un empleo, y el tercer paso es que se le enseñan principios y valores con la cartilla moral”.

Generalmente las pláticas, detalló, duran una hora diaria o una hora a la semana en el centro de trabajo donde los jóvenes fueron ubicados.

¿Dónde buscan a los jóvenes?, se preguntó a Farela.

–       En la calle, donde sea.

–       ¿Lo hacen como siervos de la nación o como voluntarios de Cofraternise?

–       Las dos cosas: como siervos de la nación y los voluntarios. Para nosotros es algo muy común porque acostumbramos compartir nuestra fe al salir a las calles, no es nada nuevo.

El programa es operado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y consiste en que aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan ingresen a un centro de trabajo para obtener experiencia laboral  durante un año, en el cual reciben 3 mil 600 pesos mensuales por parte del gobierno federal.

De acuerdo con los lineamientos de operación del programa, los aspirantes tienen dos opciones para solicitar su incorporación: acudir personalmente a las oficinas designadas por la STPS o a través de la página jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx.

Durante el trámite el aspirante entrega documentos y llena formatos y cuestionarios para la generación de un perfil, referente a sus intereses y aptitudes. A partir de dicha información, el Programa realiza un proceso de análisis para presentar las opciones de empleo que el aspirante podrá elegir.

En el caso de la organización religiosa que tiene 7 mil iglesias en todo el país, los voluntarios y siervos de la nación de Cofraternise identifican a los jóvenes y se encargan de inscribir a los becarios, y conseguirles dónde desarrollar actividades durante un año, aseguró Farela.

Animal Político preguntó a Presidencia sobre este acuerdo con el presidente, pero remitió a la Secretaría del Trabajo.

La titular de dicha Secretaría, Luisa María Alcalde, ha insistido en que cumplirá la meta de ingresar a un millón de jóvenes como aprendices en algún centro de trabajo, que incluyen grandes empresas y hasta comercios locales durante este año.

El programa es uno de los prioritarios del sexenio con presupuesto millonario. En 2019 tuvo 44 mil millones de pesos y para 2020 tendrá 25 mil millones de pesos de presupuesto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal