Los europeos reivindican su papel en las conversaciones entre Rusia y EEUU

·3  min de lectura

Por Ardee Napolitano y John Irish

BREST, FRANCIA, 13 ene (Reuters) - Los ministros europeos lamentaron el jueves la percepción de que se han quedado aislados después de que Rusia mantuviera conversaciones con Estados Unidos y la OTAN sobre el futuro del continente y dijeron que Washington nunca se había coordinado tanto con la UE como ahora.

Las consultas en las que participaron representantes estadounidenses y rusos continuaron el jueves en Viena en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, de 57 países, después de que las conversaciones ministeriales entre Moscú y Washington en Ginebra el martes y entre Rusia y la OTAN en Bruselas el miércoles no lograran avances claros.

Rusia ha acumulado tropas cerca de su frontera con Ucrania, un movimiento que ha alarmado a la Unión Europea (UE) y a todo Occidente. Moscú niega las afirmaciones de Washington de que está preparando una invasión, al tiempo que ha pedido una serie de garantías de seguridad, incluido el cese de la expansión militar de la alianza atlántica hacia el este.

Traumatizados por la retirada de Estados Unidos de Afganistán, donde Washington no se coordinó con sus aliados, los Estados europeos temen que se les pase por alto y se ignoren sus preocupaciones en materia de seguridad, ya que Rusia pretende tratar directamente con Washington.

Mientras se celebraban las conversaciones en Viena, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE se reunían simbólicamente a casi 2.000 kilómetros de distancia, en la ciudad francesa de Brest, al oeste del país, tratando de restar importancia a su ausencia en los últimos días y subrayando su unidad y coordinación con Washington.

"Todas las críticas que he escuchado en los últimos días de que Europa no existe, no está presente, que ha sido dejada de lado y no está en la mesa... disculpen, pero no tienen mucho fundamento", dijo a los periodistas el máximo responsable de política exterior de la UE, Josep Borrell.

"Les aseguro que la coordinación con Estados Unidos es excelente, mejor que nunca", dijo. "Rusia quiere dividirnos, y Estados Unidos no va a entrar en este juego".

Junto a él, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, se hizo eco de sus comentarios, afirmando que Europa estaba al frente de las negociaciones para reactivar las conversaciones de paz en el este de Ucrania y que no se dejaría marginar por las inaceptables exigencias rusas.

Refiriéndose a la conferencia entre las potencias aliadas de la Segunda Guerra Mundial, celebrada en febrero de 1945 en Yalta, que otorgó a la Unión Soviética el control sobre sus vecinos del este de Europa, Le Drian dijo que Rusia debía alejarse de esa lógica.

"Si el deseo de Rusia es volver a Yalta, porque si se observa lo fundamental de las dos propuestas rusas es volver a una lógica de bloques y anterior a 1990, eso no es aceptable para nosotros", dijo Le Drian.

"Pero si detrás de este gesto hay un deseo de construir algo más, entonces sigamos hablando porque queremos estabilidad en Europa".

(Información de John Irish en París, Sabine Siebold en Berlín y Robin Emmott en Bruselas; información adicional de Ardee Napolitano en Brest; edición de Hugh Lawson, traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.