Europeos exigen respuestas a Dinamarca sobre espionaje

·2  min de lectura
Fotografía de archivo del 7 de septiembre de 2017, del ministro sueco de la Defensa Peter Hultqvist durante una reunión de ministros de Defensa de la UE en Tallín, Estonia. (AP Foto/Liis Treimann, Archivo)

COPENHAGUE (AP) — Varios países europeos quieren que Dinamarca explique por qué su servicio secreto exterior ayudó supuestamente a Estados Unidos a espiar a líderes europeos, incluida la canciller alemana Angela Merkel, hace más de siete años.

“Queremos las cartas sobre la mesa”, dijo el ministro de Defensa sueco, Peter Hulqvist, antes de añadir que es “inaceptable espiar a los aliados”.

El legislador danés Karsten Hoenge, del Partido Socialista Popular, de tendencia izquierdista, que apoya al gobierno socialdemócrata de Dinamarca, dijo el lunes que interrogaría acerca del caso a los ministros de Defensa y Justicia del país escandinavo en el Parlamento.

“El gobierno debe explicar cómo es que Dinamarca ha estado actuando de forma voluntaria para un servicio de inteligencia de Estados Unidos y qué significará para la cooperación con los países vecinos de Dinamarca”, afirmó.

La emisora danesa DR dijo el domingo que el Servicio de Inteligencia de Defensa danés, conocido en Dinamarca por sus siglas FE, efectuó en 2014 una investigación interna sobre si la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA por sus siglas en inglés) había utilizado su cooperación con los daneses para espiar no sólo a los países vecinos sino a la propia Dinamarca.

La investigación, cuyo nombre en código fue “Operación Dunhammer”, concluyó que la NSA había espiado a líderes políticos y funcionarios en Alemania, Francia, Suecia y Noruega.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, dijo que es “inaceptable que los países que tienen una estrecha cooperación de los aliados sientan la necesidad de espiarse unos a otros u obtener información sobre ellos”.

Espiar a otros “genera más desconfianza que colaboración. Por lo tanto, no es una inversión inteligente para Estados Unidos”, dijo a la emisora noruega NRK.

Según DR, la supuesta colaboración entre Estados Unidos y Dinamarca habría permitido a la NSA obtener información utilizando los números de teléfono de los políticos como parámetros de búsqueda.

DR dijo que su informe se basó en entrevistas con nueve fuentes anónimas, de las cuales se dijo que todas tuvieron acceso a información clasificada en poder de la FE. La agencia militar presuntamente ayudó a la NSA de 2012 a 2014.

“Si esta noticia es correcta (...) esto es inaceptable entre aliados, muy claramente”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron.

Macron pidió a Estados Unidos que tenga una “claridad total” sobre los “hechos pasados”, pero también sobre las “prácticas actuales”.

Hablando en la misma conferencia de prensa virtual después de las conversaciones bilaterales del lunes entre París y Berlín, Merkel dijo que el tema de las escuchas clandestinas de la NSA ya se había discutido previamente con Estados Unidos, y que Alemania había dejado en claro en ese momento su posición de que “espiar entre amigos” no es aceptable.