Europa vuelve a mirar a Irlanda en unas elecciones sin pronóstico claro

Redacción El HuffPost / EFE

Europa vuelve a mirar con lupa a Irlanda. Los centros de votación de Irlanda han abierto para unas elecciones generales en las que el primer ministro, el democristiano Leo Varadkar, no parte como favorito, a pesar de la buena marcha de la economía y de su gestión del Brexit

La jornada electoral arrancó a las 07.00 GMT para que el electorado, de algo más de tres millones, elija entre 516 candidatos a los 160 diputados que formarán la Cámara Baja (Dáil) durante los próximos cinco años. Los resultados se harán esperar y no llegarán hasta, se estima, la tarde del domingo.

¿Cómo llega Irlanda a las elecciones?

Los sondeos durante la campaña sitúan a la cabeza –prácticamente empatados– al centrista Fianna Fáil (FF), liderado por Micheál Martin, y al izquierdista Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), si bien ninguno obtendría la mayoría absoluta.

A poca distancia se sitúa el Fine Gael de Varakar, cuyo partido lleva nueve años en el poder, aunque él tomó las riendas del Ejecutivo de Dublín hace tres años, convirtiéndose en el primer jefe de Gobierno abiertamente gay. En su Twitter ha pedido el voto para “mirar con ilusión el futuro”.

Desde los comicios generales de 2016, los democristianos gobiernan en minoría con un grupo de diputados independientes, después de que el FF se comprometió entonces a apoyar los sucesivos presupuestos generales y abstenerse en votaciones clave, como mociones de censura contra el Gobierno.

Martin, como líder de la oposición, ofreció ayuda a su principal rival, partido con el que los centristas se han repartido el poder durante décadas, para que Varadkar pudiera abordar con estabilidad los retos que presenta el Brexit para este país.

El...

Sigue leyendo en El HuffPost