Europa vivió en 2022 su segundo año más cálido jamás registrado -científicos UE

FOTO DE ARCHIVO: Incendio forestal cerca de Alcubas

Por Kate Abnett

BRUSELAS, 10 ene (Reuters) - Europa experimentó en 2022 su segundo año más cálido jamás registrado, según afirmaron el martes científicos de la Unión Europea, ya que el cambio climático desencadenó fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes que redujeron drásticamente el rendimiento de las cosechas, secaron ríos y provocaron miles de muertes.

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) de la UE dijo que 2022 fue también el quinto año más cálido de los registros mundiales, por un pequeño margen. Los registros del C3S se remontan a 1950, pero otros conjuntos de datos más antiguos confirman que 2022 fue el quinto año más cálido en el mundo desde al menos 1850.

Según el C3S, los últimos ocho años han sido los más calurosos jamás registrados.

El planeta es ahora 1,2 ºC más cálido que en la época preindustrial, como resultado del cambio climático causado por el hombre, dijo C3S. Según Copernicus, las temperaturas en Europa han aumentado más del doble de la media mundial en las últimas tres décadas.

"Ya estamos experimentando las devastadoras consecuencias del calentamiento de nuestro mundo", afirmó Samantha Burgess, subdirectora del C3S, que pidió medidas urgentes para reducir las emisiones de dióxido de carbono y adaptarse al cambio climático.

El verano pasado fue el más caluroso jamás registrado en Europa, batiendo récords de temperatura en países como Italia, España y Croacia. Las fuertes olas de calor causaron un exceso de mortalidad de más de 20.000 personas en países como Francia, Alemania, España y Reino Unido.

Combinado con la escasez de lluvias, el calor desencadenó una sequía generalizada que, según los primeros análisis, fue la peor de Europa en 500 años. El bajo nivel del agua retrasó la navegación por el río Rin en Alemania, mientras que la falta de lluvias afectó a la generación de energía hidroeléctrica y redujo drásticamente el rendimiento de las cosechas de maíz y soja.

El calor y la sequía alimentaron intensos incendios en países como España y Eslovenia, y provocaron más emisiones en la UE y Reino Unido que en cualquier otro verano de los últimos 15 años.

Reino Unido vivió en 2022 su año más caluroso jamás registrado, según informó el miércoles su servicio meteorológico nacional.

La temperatura mundial sólo dejará de subir si los países reducen sus emisiones a "cero neto", es decir, si no emiten a la atmósfera más gases de efecto invernadero de los que eliminan.

Los 27 países de la UE, Reino Unido, Canadá y Japón, entre otros, se han comprometido a alcanzar ese objetivo para 2050, y China e India aspiran a lograrlo más tarde.

A pesar de estos compromisos a largo plazo, las emisiones mundiales siguen aumentando. Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzaron una media de 417 partes por millón (ppm) en 2022, el nivel más alto en más de 2 millones de años, según el C3S.

Otras partes del mundo se enfrentaron a un año de devastación climática, ya que el calentamiento global siguió afectando con mayor dureza a las poblaciones pobres y vulnerables del mundo. Las inundaciones en Pakistán causaron la muerte de al menos 1.700 personas, mientras que la sequía diezmó la cabaña ganadera en Somalia.

(Reporte de Kate Abnett; edición de Raissa Kasolowsky; editado en español por Darío Fernández)