Récord de casos en Europa y alarmante alza de contagios en el mundo

Agencia EFE
·6  min de lectura

Redacción Internacional, 5 nov (EFE).- El coronavirus avanza en Europa a pasos agigantados y bate récord en Francia, España, Italia o Alemania, en una jornada en la que la OMS alerta de un alarmante aumento de los contagios en el mundo, con 530.000 nuevos positivos y casi 10.000 fallecidos en un solo día.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el total acumulado de casos roza ya los 48 millones y las defunciones suman 1,221 millones, con América a la cabeza (21 millones de casos) y, dentro de ella, Estados Unidos como país más afectado, y una Europa con 12,1 millones de contagios y casi 300.000 muertes.

Rusia, Francia y España se sitúan, por este orden, al frente de los países europeos en cuanto a infecciones, mientras que en número de defunciones el primer lugar lo ocupa el Reino Unido (47.742), seguido de Italia, Francia y España.

JORNADA NEGRA PARA FRANCIA, ESPAÑA, ALEMANIA E ITALIA

Esta es una negra jornada para Francia, con más de 58.000 casos confirmados de la covid-19 en veinticuatro horas, la cifra más alta desde que se realizan pruebas de diagnóstico a gran escala, que hace que el total desde el inicio de la pandemia supere los 1,6 millones de afectados y los 39.000 muertos (363 en un día).

Por su parte, España se anota esta jornada la cifra más alta de casos de la segunda ola de la covid-19, con 368 muertes, hasta un total de 38.486 fallecidos y 1.306.316 millones de casos acumulados (21.908 nuevos contagios, de ellos más de 9.600 confirmados en las últimas veinticuatro horas, con Madrid a la cabeza).

Asimismo, Alemania registra un nuevo máximo de contagios, con casi 20.000 positivos en veinticuatro horas.

Italia contabiliza 34.505 nuevos contagios de coronavirus en las últimas veinticuatro horas, el mayor dato jamás registrado, y los muertos fueron 445, la peor cifra en seis meses, según el boletín divulgado hoy por el Ministerio de Sanidad.

También Grecia presenta un nuevo récord de infecciones (más de 2.900, hasta casi los 50.000) y de muertes (cerca de 30, más de 700 en total), mientras Rumanía se acerca por primera vez a los 10.000 contagios en un día desde el inicio de la pandemia.

Por el contrario, Bélgica registra un muy ligero descenso en las hospitalizaciones por covid en 24 horas, aunque la incidencia acumulada sobre 100.000 habitantes en los últimos catorce días sigue siendo la más alta de Europa, con 1.744,4 nuevos casos y la tasa de positividad nacional se sitúa en el 28,5 %.

NUEVAS LIMITACIONES FRENTE A LA COVID-19

Ante esta segunda ola de la covid-19, los países europeos adoptan más restricciones y estudian la implantación de otras nuevas.

Así, en Inglaterra entran hoy en vigor, en principio hasta el 2 de diciembre, unas medidas de confinamiento conforme a las cuales deben cerrar los comercios no esenciales y se conmina a trabajar desde casa cuando sea posible, aunque se mantienen abiertas las escuelas y se permite el ejercicio al aire libre y el contacto exterior con una sola persona ajena al propio domicilio.

En un intento de frenar las repercusiones de la covid-19 en el mundo laboral, el Reino Unido extiende hasta el 31 de marzo su programa de protección de empleo, por el que, entre otros puntos, el Estado abona un 80 % del salario de los trabajadores de sectores clausurados por el confinamiento.

Finalmente Francia -segundo país de Europa después de Irlanda en imponer un confinamiento nacional a domicilio, por una duración de un mes- no anunció restricciones suplementarias como se rumoreaba.

En París su alcaldesa, Anne Hidalgo, comunicó el cierre a partir de las 22.00 hora de ciertos bares, restaurantes y otros comercios al constatarse una excesiva concentración de personas.

En Grecia, con un aumento exponencial de casos, regirá a partir del sábado el confinamiento en todo el país, con el cierre de cualquier actividad comercial hasta finales de mes, a excepción de las tiendas de alimentación, farmacias, gasolineras y la enseñanza primaria.

Portugal, que hoy registró la segunda mayor cifra diaria de el positivos de la pandemia, votará el viernes en el Parlamento volver a un estado de emergencia "de ámbito limitado" entre el 9 y el 23 de noviembre, a propuesta del presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, un plan que tiene todas las posibilidades de salir adelante.

Ya desde este miércoles están bajo confinamiento parcial 121 municipios, que aglutinan al 70 % de su población e incluyen a Lisboa y Oporto.

También en Austria -con nuevos máximos hoy de infecciones desde que comenzó la pandemia- rigen medidas desde hace dos días, que van desde el toque de queda a partir de las 20.00 hora local al cierre de la gastronomía y el ocio.

En España, las restricciones regionales son cada vez más severas, a fin de evitar un confinamiento domiciliario como el vivido a nivel nacional en la primera ola de la pandemia.

Y en Italia, divida en áreas según la incidencia de la covid-19, los presidentes de las regiones clasificadas "zonas rojas", como Lombardía, que desde este viernes volverán a los cierres casi totales, han expresado su indignación por la medida, mientras que otras como Campania piden que se extienda el confinamiento a nivel nacional.

PERSPECTIVAS ECONÓMICAS ALGO MENOS SOMBRÍAS

La economía en Europa, que la primera mitad de este año vivió la recesión más profunda en la historia de la UE, presenta unas perspectivas poco halagüeñas, aunque menos sombrías de lo que se temía en un primer momento: la Comisión Europea espera una menor caída en la eurozona y la UE en 2020 de lo esperado.

No obstante, los pronósticos a la baja siguen siendo significativos y Bruselas prevé una caída del producto interior bruto (PIB) del 7,4 % en el conjunto de la UE (frente al 8,3 % estimado en julio), que alcanzará el 7,8 % en la zona del euro, ante el 8,7 % que se barajaba en verano.

Para 2021, se espera un crecimiento de en torno al 4 por ciento en ambos espacios y un aumento del PIB del 3 % al año siguiente, aunque, alerta Bruselas, la economía europea "apenas volvería a los niveles anteriores a la pandemia en 2022" y todo ello en función de cómo avance la pandemia.

Entre las principales economías de la eurozona, la mayor caída del PIB en 2020 se producirá en España (12,4 % menos), seguida de Italia (9,9 %), Francia (9,4 %), Alemania (5,6 %) y Países Bajos (5,3 %).

(c) Agencia EFE