Europa nota una prudente relajación de medidas gracias a las vacunaciones

Agencia EFE
·6  min de lectura

Redacción Internacional, 24 abr (EFE).- En algunos de los países comunitarios de Europa se está notando con claridad una prudente y gradual relajación de las medidas restrictivas tomadas por el coronavirus gracias al sostenido avance de las vacunaciones en los tramos de edad con más riesgo de contagio.

El panorama es distinto en cada país pero tanto los gobiernos como la población dan muestras de mayor confianza de cara al próximo verano, que promete mejorar la circulación de las personas y la calidad de vida de los ciudadanos.

FRANCIA

El desconfinamiento en territorio galo empieza este lunes de manera gradual y afectará a las escuelas, y también a los comercios no esenciales, entre ellos bares, terrazas y teatros.

En paralelo, se endurecen las reglas de entrada de viajeros procedentes de Brasil, Chile, Argentina, Sudáfrica y la India, lo que ha provocado largas colas y mucho tiempo de espera por parte de los viajeros en los aeropuertos de mayor tráfico. La compañía "Air France" aguarda a que "la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) y la UE, en cooperación con el Gobierno francés, activen la certificación digital" para almacenar información sobre análisis y documentos de vacunación.

Una cuarentena más estricta se ha puesto también en marcha en el país, en la que el pasajero será controlado estrechamente por las autoridades y, en caso de incumplimiento, la multa será de 1.500 euros.

BÉLGICA

Entre el 14 y el 20 de abril, Bélgica detectó una media de 3.600 nuevas infecciones diarias por coronavirus, un 4 % menos que la semana anterior, mientras que la media de ingresos se mantiene estable y la tasa de reproducción del virus ha caído a 0,99 cuando el día anterior estaba levemente por encima de 1.

Actualmente, 2.942 personas están hospitalizadas debido a la covid-19, 901 de ellas en cuidados intensivos, y se registra una media de 39 fallecidos diarios.

Pero Bélgica se está preparando para reabrir sus terrazas el próximo 8 de mayo tras más de seis meses de clausura, lo que permitirá las reuniones de hasta 10 personas en el exterior y la compra en comercios no esenciales sin cita previa. También pretende volver a organizar pronto ciertos tipos de competiciones, ferias comerciales o clubs deportivos con aforo limitado.

PAÍSES BAJOS

Países Bajos acumula este sábado 1,45 millones de positivos confirmados por coronavirus y 17.016 fallecidos a causa de la covid-19 desde comienzos de la pandemia, y se encuentra sumida en su tercera ola de contagios con unos 9.300 casos diarios registrados por el Instituto de Salud Pública (RIVM).

En todo caso, el Gobierno neerlandés comenzará el próximo 28 de abril la desescalada con el fin del toque de queda vigente desde finales de enero, la reapertura de las terrazas y la relajación de las restricciones que se aplican a los comercios.

Son pasos que forman parte de un plan definido por el Ejecutivo para reabrir el país y encaminarse hacia cierta normalidad de cara al verano, siempre que los contagios estén bajo control.

ITALIA

En Italia, el próximo lunes, día 26, también se emprenderá un periodo de transición con aperturas de algunos sectores cerrados hasta el momento como cines, teatros o salas de conciertos, en las regiones con mejores datos epidemiológicos.

En ellas volverán las clases presenciales a los colegios hasta la secundaria y aumentarán en el nivel superior, mientras los bares y restaurantes ofrecerán servicios de comida y cena siempre y cuando sea en terraza y se respete el horario del toque de queda, cuyo comienzo se mantiene a las 22.00 locales (20.00 GMT).

La idea del Gobierno es una apertura gradual de las actividades, primero al aire libre y luego en sitios cerrados, que se extienda y amplíe durante los próximos meses, con la vista puesta en el verano y la intención de que sea definitiva. Para el jefe del Gobierno, Mario Draghi, se trata de asumir "un riesgo calculado" para beneficiar a la economía y a la vida social de los italianos: "Se puede mirar al futuro con un prudente optimismo", dijo.

ALEMANIA

Alemania no tiene previsto, de momento, levantar restricciones dado que en las últimas 24 horas ha habido 23.392 nuevos contagios de coronavirus y 286 muertes, según las últimas cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología. El sábado de la semana anterior se habían reportado 23.804 contagios y 219 muertes.

La incidencia semanal se situó en 164,4 contagios por 100.000 habitantes, ligeramente por encima de la registrada el viernes, 164,0. Hace una semana la incidencia era de 160,7 contagios por 100.000 habitantes y hace cuatro semanas de 124,9 por 100.000 habitantes.

Desde el comienzo de la pandemia se han registrado en Alemania 3.268.645 contagios confirmados de coronavirus. 81.444 personas han muerto por causas relacionadas con la enfermedad y 2.882.300 la han superado.

REINO UNIDO

Reino Unido, en cambio, espera eliminar el 21 de junio todas las restricciones impuestas al introducirse el tercer confinamiento el pasado enero, si bien el primer ministro, Boris Johnson, ha avisado de que ello puede conllevar un aumento de los contagios pese al buen ritmo del programa de vacunación.

Más de 33,4 millones de personas han recibido una primera dosis de la vacuna en este país, y 11,6 millones cuentan ya con la segunda dosis, mientras que el Ejecutivo mantiene el objetivo de ofrecer una primera inyección a todos los adultos para finales de julio.

El Gobierno prevé presentar a principios de mayo la lista de países más o menos seguros como destino de viaje, lo que determinará los requisitos sanitarios, con la meta de reanudar, el día 17 de ese mes, los viajes al extranjero, ahora prohibidos salvo en casos excepcionales.

PORTUGAL

El número de hospitalizados con coronavirus en Portugal siguió cayendo este sábado hasta el nivel más bajo desde el 4 de septiembre. Hoy ha habido apenas dos muertes y 567 contagios.

Según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS), hay 342 personas hospitalizadas con covid-19, 42 menos que la víspera y el más bajo desde principios de septiembre.

El país, que tiene algo más de 10 millones de habitantes, suma desde que empezó la pandemia 833.964 casos confirmados del virus, de los que más de 24.600 están activos, y 16.959 muertos. Portugal se encuentra bajo estado de emergencia, el nivel de alerta más alto, al menos hasta el próximo día 30, si bien desarrolla actualmente la tercera y penúltima fase de su desescalada, que comenzó el lunes.

(c) Agencia EFE