Europa, al calor de su invierno más suave desde que hay registros

REUTERS - KIRSTEN DONOVAN

El viejo continente, en invierno desde el pasado 21 de diciembre, lleva dos semanas registrando temperaturas inusualmente elevadas para la época. Concretamente, el 1 de enero ocho países europeos batieron sus récords de temperaturas invernales. Desde que hay registros, allá por 1879, nunca antes los termómetros habían reflejado estos datos en sus mercurios en pleno invierno. Unas anomalías térmicas que podrían reajustarse en los próximos días.

Gente en la playa, en las terrazas bajo el sol en manga corta o pistas de esquí cerradas. Europa empezó su invierno de una manera insólita, con temperaturas impropias de la época y que marcan un preocupante precedente.

Y es que desde que hay registros, a finales del siglo XIX, nunca antes se habían visto temperaturas de más de 25 grados centígrados en el norte de España en estas fechas o de 5ºC grados positivos en Moscú o los 4,5ºC de San Petersburgo.

El aumento de entre 10 y 15 grados de las temperaturas máximas en Europa se debe, según advierten los expertos, a un anticiclón procedente del norte de África y que podría seguir causando estas anomalías hasta el 10 de enero.

Concretamente en el primer día de 2023 ocho países del viejo continente batieron sus récords de altas temperaturas invernales: Polonia (19ºC), Dinamarca (12,6ºC), República Checa (19,6ºC), Países Bajos (16,9ºC), Belarús (16,4ºC), Lituania (14,6ºC) y Letonia (11,1ºC).

En Rusia, la segunda urbe del país, San Petersburgo, también batió su récord el primero de enero con 4,5 grados en positivo.

Esto ha hecho que, por el momento, una de cada tres pistas de esquí en Francia permanecieran cerradas a finales de 2022 según 'Domaines skiables de France'.

Un fenómeno transversal en el continente


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Las altas temperaturas provocan olas de calor e incendios forestales en Europa
Portugal declara estado de contingencia por incendios y altas temperaturas
Una ola de calor con temperaturas superiores a 40ºC golpea a España en primavera