Europa alcanzó el objetivo de tener vacunados al 70% de sus adultos

·3  min de lectura
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

PARÍS.- La Unión Europea (UE) logró su objetivo: a fines de agosto, 70% de sus adultos han sido completamente vacunados. Bruselas advierte, sin embargo, que muchas disparidades persisten entre los 27 países del bloque.

“¡Pero debemos ir aun más lejos! Más europeos deben hacerse vacunar”, insistió este martes la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, después de congratularse por el éxito obtenido.

Tras la caótica retirada, Biden da por terminada “la era de operaciones militares para rehacer otros países”

Es en verdad una gran victoria para la CE, muy criticada a comienzos de año por el trabajoso inicio de la campaña de vacunación en el bloque, debido a la escasez de dosis. Ocho meses después, la UE recuperó ampliamente ese atraso, vacunando a casi dos tercios de su población adulta.

Desde que comenzó la pandemia, cuatro vacunas fueron autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA): Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca -con dos dosis-, y Johnson & Johnson, con una sola inyección.

La UE puede además reivindicar que cuenta en su seno con algunos de los países más vacunados del mundo: Malta (89,5%), Islandia (84,9%), Dinamarca (80,1%), Bélgica (79,5%) y España (75,4%). Cifras que corresponden a una vacunación completa. Cuando se trata de la primera dosis, la UE ha vacunado a más del 90% de los adultos.

“Ojalá te pudras en el infierno” : el áspero encuentro de Biden con los familiares de las víctimas del aeropuerto de Kabul

“Podemos estar orgullosos de que nuestra estrategia de vacunación haya alcanzado su objetivo con la participación de los Estados miembros y de sus ciudadanos”, dijo a su vez la comisaria europea para la Salud, Stella Kyriakides. Insistió, no obstante, en la necesidad de reducir la “inquietante distancia” entre porcentajes de vacunación dentro de la UE.

“No podemos detenernos aquí. Para estar protegidos debemos superar el 70% debido a las nuevas variantes”, advirtió. “Para salir de la pandemia debemos vacunar, vacunar y vacunar”, insistió.

Las cifras no mienten: mientras Irlanda vacunó al 85,5% de su población adulta, Francia el 72% y Alemania el 70,6%, Bulgaria el 16%, Rumania (32,8%), Eslovaquia (49%), Polonia (58,1%) y Letonia (50%).

Una mujer muestra su pase sanitario a un mozo en un restaurante de París
Una mujer muestra su pase sanitario a un mozo en un restaurante de París


Una mujer muestra su pase sanitario a un mozo en un restaurante de París

La variante delta, identificada por primera vez en India y actualmente dominante, es entre 40% y 60% más contagiosa que la cepa alfa, aparecida en Inglaterra. La situación es inquietante pues las personas infectadas con la variante delta presentan dos veces más riesgos de ser hospitalizadas con Covid-19, que aquellas contaminadas con la cepa alfa, según un reciente estudio británico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) teme, por su parte, que la pandemia provoque 236.000 muertos suplementarios en Europa antes del 1° de diciembre y se declara “preocupada” por el estancamiento del ritmo de vacunación en el continente.

Otros países de la UE deben hacer frente a una cobertura de vacunación aún demasiado débil entre la población de más edad. En Francia, como en Bélgica, a pesar del nivel elevado de vacunación de la población en general, la cobertura de esa franja poblacional alcanza solo el 84,8% y el 90,7%, respectivamente. Entre sus vecinos -incluso menos vacunados- esa tasa supera el 95%.

Stella Kyriakides subrayó también que toda la UE debe prepararse para inyectar una tercera dosis de refuerzo “si los datos científicos muestran que se trata del camino a seguir”. Sobre esa cuestión, los 27 avanzan en orden disperso. Mientras Francia y otras 20 naciones del bloque abrieron esta semana el acceso a esa tercera dosis para los mayores de 65 años, la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) todavía no ha dado su autorización.

En consecuencia, la Comisión Europea lanzó una advertencia a los Estados miembros “cuya responsabilidad podría ser puesta en tela de juicio” si la administración de esa tercera inyección provocara efectos desconocidos hasta el momento.

En su intervención, Ursula von der Leyen también insistió ayer en la necesidad de “apoyar con energía junto a nuestros socios la vacunación en el resto del mundo”. La UE participa en el mecanismo Covax de Naciones Unidas. Administrado por la OMS, ese programa tiene por objetivo proveer vacunas a los países más pobres del planeta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.