Holanda e Italia saludan el acuerdo del Eurogrupo para afrontar el COVID-19

Agencia EFE

Bruselas, 9 abr (EFE).- Holanda e Italia, los dos países con unas posturas más alejadas al reanudarse este jueves la reunión del Eurogrupo, saludaron hoy el paquete de medidas económicas por valor de medio billón de euros que los ministros de Economía y Finanzas europeos han aprobado para responder a la crisis económica generada por el coronavirus.

El punto que separaba en particular a los dos países eran las condiciones de acceso a la línea de crédito para luchar contra la pandemia de 240.000 millones de euros que pondrá a disposición de los países el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate de la eurozona.

Mientras que Holanda pedía que a largo plazo se exigieran reformas a los países que recibieran esos préstamos, Italia era el socio más reacio a la participación del MEDE.

Finalmente, el acuerdo de los ministros asegura que los préstamos del fondo de rescate se destinarán a financiar el coste sanitario directo e indirecto del coronavirus. Una vez que la crisis del COVID-19 finalice, los países deberán fortalecer sus finanzas en línea con las normas económicas de la UE, como las relacionadas con el control del déficit.

Los ministros también acordaron trabajar en un fondo de recuperación para la fase posterior a la pandemia y en cuanto a la demanda de una decena de países, como Italia, de que este se financie con "coronabonos", el acuerdo se limita a señalar que algunos Estados miembros quieren que se haga con la emisión de deuda común.

"Los bonos europeos se pusieron sobre la mesa, las condiciones del MEDE se quitaron de la mesa. Estamos presentando una ambiciosa respuesta al Consejo Europeo (los jefes de Estado y Gobierno de la UE)", escribió en Twitter el ministro italiano de Economía, Roberto Gualtieri.

El titular holandés de Finanzas, Wopke Hoekstra, consideró el acuerdo del Eurogrupo "un poderoso y sensato signo de solidaridad europea", aunque insistió en que su país está y seguirá en contra de los coronabonos.

"Creemos que este concepto no ayudará a Europa y a Holanda en el largo plazo", apuntó.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, señaló que el pacto del Eurogrupo es "excelente" y dijo que Europa se muestra "a la altura de la gravedad de la crisis".

La vicepresidenta tercera de España, Nadia Calviño, aseguró que se trata de un "buen acuerdo" con "una red de seguridad triple para trabajadores, empresas y Estados en la lucha contra el COVID-19".

"Seguiremos trabajando en mecanismos comunes de financiación para la recuperación económica", completó en Twitter.

La ministra finlandesa de Finanzas, Katri Kulmuni cuyo país rechaza los coronabonos, afirmó en la misma red social que la respuesta "se basa en mecanismos existentes y no incluye la emisión conjunta de deuda".

"Todos los Estados miembros son responsables de su propia economía", subrayó.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, indicó que los países "volvieron a abrazar el arte del compromiso para que Europa muestre solidaridad" a los ciudadanos y las empresas ante la pandemia.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, declaró en Twitter que el Eurogrupo pactó "un sólido paquete de instrumentos" para responder a la crisis del coronavirus "con un espíritu de solidaridad".

"Ahora preparamos el terreno para una fuerte recuperación con el objetivo de relanzar nuestras economías", agregó.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, dijo que las propuestas del Eurogrupo "van en la dirección adecuada".

"Acertamos al confiar en Europa. En esta batalla para la reconstrucción, el Parlamento Europeo, como siempre, jugará su papel a la hora de defender a los ciudadanos europeos", comentó.

Junto a la línea de crédito del MEDE, los ministros aprobaron un fondo del Banco Europeo de Inversiones con hasta 200.000 millones en créditos para empresas y un fondo temporal contra el paro con 100.000 millones para ayudas al empleo.

Ahora serán los líderes de la UE quienes deberán respaldar las iniciativas en una nueva cumbre europea.

(c) Agencia EFE