Eurodiputados concluyen su misión sobre la muerte de migrantes tras el veto de Marruecos

·3  min de lectura

Bruselas, 21 sep (EFE).- El grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo ha dado hoy por concluida su misión a Melilla y Marruecos después de que las autoridades de este país impidieran este martes la entrada a dos eurodiputados y un antiguo miembro de la formación cuando se disponían a recabar información sobre la muerte de 23 migrantes al intentar cruzar la valla de Melilla el pasado 24 de junio.

Los miembros de la misión, que eran Miguel Urbán (Anticapitalistas), Pernando Barrena (exeurodiputado de Bildu) y la alemana Cornelia Ernst (Die Linke), se encuentran en tránsito de vuelta y han emprendido contactos con la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola, para explicar lo sucedido y transmitir las quejas de quienes componían la misión, informaron fuentes del grupo a Efe.

Urbán había compartido en redes sociales cómo las autoridades fronterizas marroquíes impidieron el acceso a Marruecos de esta delegación el martes cuando se dirigían a la ciudad fronteriza de Nador desde Melilla, donde estaban desde el lunes para visitar su Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes y reunirse con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

"Llevamos dos días en Melilla y queríamos pasar a Marruecos para participar de la investigación de los sucesos, de los asesinatos. Si no quieren que pasemos (...) es que algo tienen que esconder", dijo Urbán en un vídeo compartido en redes, donde también advirtió que exigirán al Parlamento Europeo y al Gobierno español que "denuncien lo sucedido".

En un comunicado, el grupo explicó que los tres miembros de La Izquierda iban acompañados de diferentes miembros de ONG europeas y abogadas, hasta un total de dieciséis personas, y que la policía fronteriza marroquí les denegó la entrada “antes incluso" de que pudieran entregar sus pasaportes y "sin ningún tipo de explicación”.

La misión incluía la visita a la ciudad marroquí de Nador y al hospital de la misma, donde se atendieron a algunas de las personas heridas durante el 24 de junio, así como una reunión en Rabat con la Asociación Marroquí por los Derechos Humanos, un encuentro con periodistas en Casablanca y reuniones con varias personas migrantes que sobrevivieron el 24 de junio.

La Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo también prevé en los próximos meses el envío de una misión de reconocimiento a Melilla, aun sin fecha, para esclarecer las circunstancias de la tragedia del pasado 24 de junio, si bien la misión a la que le ha sido denegada la entrada es una iniciativa independiente del grupo de La Izquierda.

La misma comisión parlamentaria, que en la Eurocámara gestiona los asuntos relacionados con la migración, ha solicitado la comparecencia ante los eurodiputados del ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que explique la gestión del Gobierno de esta crisis.

Fuentes del grupo de la Izquierda apuntaron a que seguirán reclamando al Gobierno español que permitan la comparecencia de Grande-Marlaska "para conocer qué sucedió realmente y quién o quiénes fueron los responsables de las muertes".

Ante el pleno del Congreso, el ministro ha destacado hoy que los eventos del 24 de junio fueron un "intento intolerable y violento" de entrada irregular de 1.700 inmigrantes, por lo que ha defendido la respuesta "firme, serena y proporcionada" del Estado.

Lo ha hecho en el pleno del Congreso, donde ha comparecido tres meses después de los sucesos tras las repetidas peticiones de explicaciones por parte de todo el arco parlamentario y el mismo día en que se reanuda el juicio en Marruecos contra varios de los migrantes detenidos por el asalto.

(c) Agencia EFE