La eurodiputada Metz aboga por cese en las tensiones políticas en El Salvador

Agencia EFE
·2  min de lectura

San Salvador, 10 feb (EFE).- La eurodiputada Tilly Metz, en nombre de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con los Países de América Central (DCAM), abogó este miércoles por un cese en las tensiones políticas que vive el país de cara a las elecciones legislativas y municipales del 28 de febrero próximo.

Metz señaló en sus redes sociales que envió una carta al presidente Nayib Bukele a raíz del ataque que sufrieron, a finales de enero simpatizantes del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y que se cobró la vida de dos personas.

"Hago por ello un llamamiento a todas las partes para que contribuyan a la disminución de las tensiones y se abstengan de exacerbar el clima de violencia. Este crimen abominable debe ser investigado en profundidad y sus responsables llevados ante la justicia", señaló en la misiva.

Indicó que la DCAM "seguirá de cerca las elecciones", dado que "la Unión Europea tiene una larga tradición en la observación de elecciones en El Salvador".

Resaltó que, desde la firma de lo Acuerdos de Paz de 1992, "El Salvador ha sido un faro de estabilidad política y económica en América Central".

Metz agregó que confía en que el respeto a la separación de poderes, el estado de derecho y la libertad de prensa sigan "prevaleciendo tras las elecciones".

Además, se mostró preocupada "por las denuncias relativas a ataques a la libertad de prensa y las tensiones interinstitucionales".

"Me permito expresar también mi esperanza de que, tal y como merece el pueblo salvadoreño, las elecciones se lleven a cabo de manera justa, pacífica, y transparente", concluyó.

El pasado 31 de enero tres empleados del Ministerio de Salud, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía, atacaron a tiros a un grupo de simpatizantes del FMLN.

Las versiones enfrentadas de la Fiscalía y Policía, que sostiene que las muertes se dieron en un tiroteo y no en un ataque unilateral, han generado una nueva confrontación entre el presidente Bukele y el fiscal general, Raúl Melara.

El clima político salvadoreño se tensó más desde el martes, cuando el diputado opositor Ricardo Velázquez Parker pidió activar el mecanismo constitucional para evaluar la capacidad mental del presidente para seguir en el cargo.

La Constitución salvadoreña establece que la Asamblea Legislativa tiene la facultad de declarar, con al menos 56 votos de los 84 diputados y con el dictamen unánime de cinco médicos, "la incapacidad física o mental del presidente" para el ejercicio de su cargo.

El presidente salvadoreño señaló en sus redes sociales que la solicitud de Velázquez se constituye en un "intento de golpe de Estado parlamentario".

"Es increíble, pero revelador, ver a los autoproclamados 'defensores de la democracia' mantener total silencio ante el intento de un golpe de estado parlamentario", publicó Bukele.

(c) Agencia EFE