La Eurocámara pide medidas para acabar con el trabajo precario entre mujeres

·3  min de lectura

Estrasburgo (Francia), 5 jul (EFE).- El Parlamento Europeo pidió este martes tanto a la Comisión Europea como a los Estados miembros que apliquen políticas para acabar con el trabajo precario y las jornadas a tiempo parcial, a fin de mitigar la desigualdad que padecen las mujeres en el mercado laboral, ya que, según la Cámara, ambas situaciones son más frecuentes entre las trabajadoras.

La petición forma parte de un informe sobre la pobreza femenina en la Unión Europea (UE) y la brecha de género en el empleo, que fue aprobado por el Europarlamento por 535 votos a favor, 18 en contra y 79 abstenciones.

El texto, elaborado por la eurodiputada del PSOE Lina Gálvez, constata que las mujeres se ven afectadas por el empleo precario de una forma "desproporcionada" y afirma que padecen "elevados niveles" de trabajo a tiempo parcial con mayor frecuencia que los hombres.

Así pues, la Eurocámara asevera, en el informe aprobado, que hoy en día "ha dejado de ser válido el principio de que el trabajo es el mejor remedio contra la pobreza", e insta a la Comisión y a los países miembros a que protejan económicamente a las personas con trabajo precario o que prestan cuidados no remunerados a familiares.

"La pobreza es inmoral, y en un territorio rico, como es Europa, es sencillamente incomprensible y limita los derechos efectivos de ciudadanía que deben cimentar el proyecto europeo", aseveró la eurodiputada socialista Lina Gálvez y ponente del informe.

Además, advirtió de que, tras la invasión rusa de Ucrania, los salarios "no aumentan al mismo ritmo" que los precios de los alimentos y la energía, un auge debido a la inflación, y por eso reclamó un "pacto de rentas" para resolver la situación.

"Si no lo hacemos, veremos aumentar los datos de pobreza. Y de una pobreza creciente que afecta especialmente a las mujeres, que ya antes de este contexto eran la mayoría de las personas en situación de pobreza y exclusión social", apuntó Gálvez.

En 2021 en la UE había 64,6 millones de mujeres pobres, una cifra superior a los 57,6 millones de hombres que se encontraban en la misma situación, según los últimos datos de la oficina estadística comunitaria Eurostat.

En este sentido, en el informe, la Eurocámara también alerta que la pandemia de la Covid-19 ha agravado "aún más" el riesgo de pobreza en sectores dominados por las mujeres, como los servicios de limpieza o el comercio minorista, y donde, según los eurodiputados, "con frecuencia" las trabajadoras solo perciben el salario mínimo.

Por esta razón, la eurodiputada ponente del texto abogó, en su intervención, por un "nuevo contrato social feminista" que incluya una subida de los sueldos y "muy especialmente", dijo Lina Gálvez, de los salarios mínimos, a fin de garantizar "el trabajo decente" y atajar "todas las brechas de género".

El informe aprobado reclama a las instituciones comunitarias y estatales que incluyan la "perspectiva de género" en todas las políticas, y lamenta, en este sentido, que esta premisa aún no se haya integrado, dicen, "en todo" el presupuesto de la UE.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.