Anuncios

Eugenio Derbez piensa en su relevo

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 20 (EL UNIVERSAL).- No hay sólo un Eugenio Derbez, son muchos: el Súper Rorro, por ejemplo, era un héroe junior que aparecía en el programa de "¡Anabel!" a inicios de los 90, cuando el actor tenía 30 años.

Le siguieron otros: El diablito, el Lonje Moco, Marilyn Mensón, Aarón Abasolo y Ludovico P. Luche. Es difícil que un mexicano, sin importar la edad, no conozca alguno de sus alter egos.

Los años dieron al mexicano la posibilidad de explorar personajes desde la dirección y producción. Ahora, a sus 61, con más de 70 proyectos, parece estar listo para ceder parte de su ímpetu a las nuevas generaciones.

En 2021, el mexicano estrenó como productor su primera serie en inglés, "Acapulco", un spin off de una de las primeras películas estadounidenses en las que participó: "Cómo ser un Latin Lover". El polifacético artista estrenará este jueves la segunda temporada de esta serie en Apple TV+, mientras se recupera de un accidente que le provocó varias fracturas en el hombro.

Para el elenco de esta producción, Derbez no sólo es un ejemplo de éxito en el extranjero, que desde años ha luchado por posicionarse como actor en la escena de Hollywood (en 2011 participó con Adam Sandler en Jack y Jill), ahora también se dedica a ser un mentor que da lecciones a los más jóvenes para que busquen su espacio.

"Cuando Eugenio vino a grabar nos sentamos a hablar del tema (abrirse caminos). Nos contó su experiencia y el consejo más grande que nos dio fue: ‘luchen por crear su propio contenido’. Nos dimos cuenta que si bien la realidad está mejorando, aún no estamos donde deberíamos estar, sobre todo en el mercado estadounidense; las oportunidades son limitadas", dice Fernando Carsa, quien da vida a Memo, el mejor amigo del protagonista de esta historia, Máximo, interpretado por Enrique Arrizón.

La trama se centra en este joven que consigue el trabajo de sus sueños en un resort en el que laboran personas de distintas nacionalidades, en especial a españoles, colombianos, mexicanos y de EU. Eugenio interpreta a Máximo en su adultez.

Sol, arena y... problemas

En esta segunda temporada los conflictos para Máximo crecen: no consigue que lo promuevan en el trabajo, la chica de sus sueños está comprometida con otro y su mejor amigo, Memo, está a punto de ser despedido. Por si fuera poco, en su casa su mamá Nora (Vanessa Bauche) y su hermana Sara (Regina Reynoso) están lidiando con la aceptación de que la joven es lesbiana.

"Sara le enseña a la mamá a dejar los prejuicios y aceptar el poder vivir con contradicciones y no sólo basados en lo que la iglesia y el fanatismo ciego dicen", considera Bauche.

La actriz destaca también la labor de Eugenio, a quien compara con el personaje de Damián Alcázar en la serie, un hombre adicto al trabajo.

"Él siempre ha estado cerca de su familia, pero también muestra el tema de que a veces trabajas tanto para darles todo y eso se vuelve una paradoja".

Paso por Hollywood

Inicios. Actúa junto a Adam Sandler y Al Pacino en Jack y Jill (2011), su segunda película en EU tras Un chihuahua de Beverly Hills (2008).

En el camino. Filmó, entre otras, Cómo ser un latin lover (2017), Hombre al agua y Angry Birds 2 (2019).

En la Academia. Protagonizó CODA, junto a Emilia Jones, película ganadora del Oscar este año.

Productor. En la cinta de comedia romántica El valet, que también protagoniza.