Tras las PASO, las acciones se dispararon hasta 17% y cayeron el riesgo país y el blue

·7  min de lectura
El Merval arrancó bajando 3,91%
El Merval arrancó bajando 3,91%

El mercado celebró la derrota del oficialismo. Tras haber perdido en la mayoría de las provincias, con una particular sorpresa en Buenos Aires, este lunes las acciones argentinas que cotizan en Wall Street (ADR) se dispararon un 17%, el S&P Merval escaló un 5,5%, el dólar blue cayó cuatro pesos y el riesgo país bajó 50 puntos básicos.

Luego de haberse recalentado los días previos a las PASO, hoy el tipo de cambio paralelo cedió a las presiones pre-electorales y descendió cuatro pesos, la mayor caída diaria desde el 30 de abril. Así, en el inicio de la semana, la moneda que se comercializa en el mercado informal se vendió a $181.

El mercado accionario también respondió con fuerza. Durante las tres semanas previas a las primarias, el S&P Merval se encaminó en un rally alcista que lo llevó a alcanzar nuevos máximos históricos en pesos. Los inversores preveían una derrota del Gobierno o una victoria no tan contundente. Pero luego de conocerse el conteo de las urnas, con resultados mejores a los esperados, la bolsa local también celebró.

Al cierre de la jornada el S&P Merval escaló un 5,5%, hasta las 80.065 unidades, un nuevo máximo histórico en pesos. Si se mide en dólares, al contado con liquidación (CCL), la bolsa local alcanzó los US$467 (+5,3%) y entusiasma a los inversores con la probabilidad de llegar a los US$600 en los próximos meses.

Cautela en el mundo empresario, que reclama al Congreso acuerdos para los “problemas estructurales”

El panel de la bolsa porteña fue liderado por las acciones de Central Puerto(17,8%), seguidas por las de Transener (10,6%), Cablevisión Holding (10,5%), Pampa Energía (10%), el Banco Francés (9,3%), Transportadora de Gas del Sur (7,8%), Grupo Financiero Galicia (7,7%), Transportadora de Gas del Norte (7,4%), Edenor (7,3%), entre otras.

El resultado fue sorpresivamente satisfactorio para el mercado y esperamos una reacción positiva en el precio de los activos argentinos. Esta victoria en las elecciones primarias está lejos de arreglar los problemas en los que está sumergido el país, pero dada su magnitud, brindará un bálsamo de cara a las expectativas futuras”, consideraron desde Portfolio Personal de Inversiones (PPI).

En el exterior, las empresas que presentaron las mayores alzas fueron los papeles de Central Puerto (17%), Edenor (13,1%), Pampa Energía (10,9%), Transportadora de Gas del Sur (10,4%), Grupo Financiero Galicia (9,3%), Banco Macro (7,9%), Banco Francés (7,4%), Banco Supervielle (6,7%), Irsa Propiedades Comerciales (6,1%), YPF (5,2%) e Irsa (5,1%).

Es probable que tengamos alguna continuidad de todas estas subas, tendencia que se viene evidenciando hace un mes. Obviamente va a haber volatilidad, algo que también sucedió en 2013 cuando los mercados se recompusieron tras las elecciones, pero me parece que, además de esta apertura muy alcista, continúe en el tiempo”, consideró Manuel Carpintero, de Nash Inversiones.

El riesgo país, índice que elabora el JP Morgan, bajó 50 puntos básicos (3,2%) y se posicionó en las 1490 unidades. En cuanto a los bonos del último canje de deuda, en el exterior presentaron incrementos de un 5,5% (Global 2035) y 5,2% (Global 2030), mientras que a nivel local se alzaron un 2,5% (GD46).

“Tiene que escuchar”: en el campo sienten “alivio” tras las PASO y piden cambios

“Una mejora en las condiciones financieras del país genera una suba en los precios de los bonos, que es lo que se vio este último tiempo. Pero recordemos que cuando Martín Guzmán [ministro de Economía] hizo el canje de deuda en 2020, los bonos valían US$52 y hoy, con la suba que tuvieron, con suerte está en US$40. Se destruyeron las paridades de los títulos y, como mínimo, ahora empezamos a recuperar parte de esta destrucción que fue importante”, sostuvo Fernando Camusso, director de Rafaela Capital.

De cara al futuro: ¿un resultado para la recuperación de los valores argentinos?

El mercado todavía se debate si el escenario es similar a los que sucedieron en 2009 o 2013. “Es la gran duda a futuro para los inversores, ya que el primero representó una oportunidad desperdiciada y el segundo fue el comienzo del ‘rally’ de los activos argentinos”, explicaron desde Delphos Investment.

Independientemente de la tendencia, los economistas consideran que en un principio tanto los bonos como las acciones tenderán al alza y celebrarán el resultado electoral, con una recomposición adicional de sus precios. “Creemos que experimentaremos un ‘rally’ inicial que será seguido por una especie de ‘wait and see’”, agregaron.

Tras la derrota en las primarias, Wall Street duda si el Gobierno se moderará o se radicalizará

Para los expertos, hay que remontarse hasta el 2009 para encontrar un desempeño “tan pobre” para el oficialismo. “Ni siquiera en 2017, peor momento político del espacio K de los últimos años, se observó un nivel de votos absolutos tan bajo como el actual”, aseveraron. En aquel entonces, luego del rebote inicial que registró el mercado de valores, la recuperación se diluyó y no se observó una performance relativa distintiva de los activos argentinos en comparación con otros pares globales.

En cambio, en 2013 el Merval saltó 3% post-PASO y continuó con esa tendencia alcista durante los días posteriores, acumulando un incremento del 37% hasta diciembre. Los activos locales se destacaron a nivel global.

“Si dibujamos para lo que resta del año una trayectoria similar a la de 2013, el Merval en dólares podría cerrar el año con una suba del 70% punta a punta, aunque desde niveles más bajos que en aquella oportunidad”, pronosticaron desde la consultora Equilibra. De todas maneras, para Delphos Investment la situación macroeconómica es diferente a la de 2013, con mayores dificultades en el plano fiscal, monetario, financiero y cambiario.

índice bursátil Merval en 2021, 2019 y 2013, según gráfico de Equilibra
índice bursátil Merval en 2021, 2019 y 2013, según gráfico de Equilibra


índice bursátil Merval en 2021, 2019 y 2013, según gráfico de Equilibra

“Hay que tener en cuenta que venimos de niveles bajos, el Merval cerró a US$467. En comparación, el lunes siguiente a las PASO que ganó Alberto Fernández en 2019, cerró a US$490. Hoy en día vale menos que en ese entonces, cuando el Merval cayó un 50%. Estamos muy baratos en el nivel de precios, ese es otro argumento a favor de que deberíamos empezar a ver un recorrido alcista de acá al futuro”, contrastó Carpintero.

El miércoles pasado algunos inversores habían optado por la cautela, temiendo que sucediese la misma caída que en 2019, cuando las encuestas no reflejaron los resultados reales. Hoy, y ya con el diario del lunes, se evidenció una “fuerte recompra de acciones” con la mirada puesta en las elecciones generales de noviembre.

Un economista brasileño será el nuevo jefe del FMI para América latina

“Venimos de precios absolutamente deprimidos. Se viene un ‘rally’, pero hasta que no haya señales de una recomposición de precios importantes, va a haber una resistencia histórica del Merval a US$600. Después sí, roto ese primer techo se puede esperanzar con los famosos US$1000, pero estamos muy lejos”, analizó Camusso.

Todavía queda un largo trecho hasta noviembre. Por el momento, el mercado queda a la espera de la respuesta del Gobierno y si el resultado de las elecciones los llevará a tomar decisiones “más racionales” o “radicalizadas”. Las primeras medidas económicas serán la clave para proyectar si la bolsa local logrará llegar a los US$600 (con algunas volatilidades mediante) o lateralizará. “Guzmán viene haciendo un trabajo silencioso para negociar con el FMI, ¿cerrará un acuerdo? ¿Habrá cambios en el gabinete? ¿Seguirá Guzmán o se va?”, se preguntó el titular de Rafaela Capital.

“Hoy el mercado está contento con la noticia, pero, obviamente, teme por la continuidad de lo que va a pasar. No son las PASO presidenciales, son las PASO legislativas. Existe el miedo de que el Gobierno se radicalice y tome medidas económicas de mayor emisión, déficit y que, a la larga, se traduzcan en una mayor inflación y más presión sobre la brecha. Con lo cual, para el mercado es una buena noticia en el corto plazo, pero resta ver el camino de acá a noviembre y luego hasta 2023. El festejo existe, pero con cautela”, cerró Ezequiel Starobinsky Líder de Liebre Capital.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.