EU elevará quejas por políticas energéticas de México: Bloomberg

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 23 (EL UNIVERSAL).- Estados Unidos se prepara para escalar sus quejas de que las políticas energéticas favorables a México violan el T-MEC, informó este jueves el medio especializado Bloomberg. La medida podría exacerbar las tensiones entre los gobiernos de los países.

Bloomberg, que citó como fuente a personas enteradas de la situación, dijo que la oficina de la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, ha estado trabajando en las últimas semanas en una solicitud de consultas formales en el marco del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) y la ha discutido con otras agencias. Aún no se ha fijado fecha para presentar la solicitud, indicaron las fuentes, que pidieron el anonimato.

Bajo las reglas del T-MEC, una vez presentada dicha solicitud, México tendría hasta 30 días para aceptar programar las consultas. Si después de 75 días no se llega a un acuerdo, Estados Unidos podría solicitar que un panel formal escuche los argumentos de las dos naciones. Si bien ese proceso busca lograr que México acepte medidas correctivas, los conflictos prolongados pueden llevar en última instancia a que Estados Unidos imponga aranceles punitivos a las importaciones procedentes de México sobre el pacto comercial de dos años, explicó Bloomberg.

Cuestionada sobre el tema, la oficina de prensa de la representante comercial declinó hacer comentarios. Un portavoz de la Casa Blanca dijo que no tenía comentarios, de momento.

Una escalada podría molestar al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, en momentos en que prepara una visita prevista a Washington en julio, tras no asistir a la Cumbre de las Américas que se realizó en los Ángeles.

López Obrador, señaló Bloomberg, es un ferviente defensor de las empresas nacionales de crudo y electricidad y un crítico de la reforma energética promulgada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, que puso fin a casi ocho décadas de nacionalización de la energía. Desde que asumió el cargo a finales de 2018, ha trabajado para devolver a la empresa estatal Petróleos Mexicanos, conocida como Pemex, y a la compañía eléctrica CFE su antiguo esplendor, adoptando políticas que perjudican a los participantes del sector privado en la industria.

El T-MEC, negociado en su mayor parte por el gobierno de Peña Nieto, pero que finalmente fue aceptado por López Obrador, buscaba en parte proteger a los inversores privados contra una apertura de la industria energética.

Tras las repetidas quejas de decenas de legisladores, Tai advirtió en una carta enviada en marzo a su homóloga mexicana, la ministra de Economía Tatiana Clouthier, sobre la preocupación de Estados Unidos de que los cambios en la política energética de México -incluidos los cambios en la ley de electricidad para favorecer a las centrales eléctricas estatales en detrimento de los productores privados- violaban las obligaciones fundamentales del T-MEC.

Las empresas energéticas de Estados Unidos siguieron recibiendo un trato arbitrario en México, con más de 10 mil millones de dólares de inversión estadounidense en el país puestos en riesgo, gran parte de ellos en energía renovable dijo Tai, quien advirtió que su país estaba considerando "todas las opciones disponibles", en el marco del T-MEC, para atender esas preocupaciones.

Sin embargo, Bloomberg advirtió que una debilidad del presidente Joe Biden frente a López Obrador es el tema migratorio, dado que México es clave para frenar el flujo de migrantes hacia Estados Unidos. De cara a las legislativas de noviembre, insistió, esa debilidad cobra mayores dimensiones que podrían influir en el tema de las quejas por las políticas energéticas mexicanas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.