EU y EEUU, preocupados por un incidente con una inspectora del OIEA en Irán

Agencia EFE

Viena, 7 nov (EFE).- Estados Unidos y la Unión Europea (UE) expresaron este jueves preocupación por un reciente incidente en Irán con una inspectora del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), a la que denegaron el acceso a una importante instalación nuclear.

En una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del OIEA en Viena, la delegación de la UE expresó su "profunda preocupación" por lo sucedido en Irán si bien reconoció que el tema parece "haber sido resuelto".

Al mismo tiempo, instó a Teherán a garantizar que los inspectores del OIEA "puedan cumplir sus obligaciones".

La embajadora de Estados Unidos ante el OIEA, Jackie Walcott, por su parte, señaló que la "detención de la inspectora es sin duda un escandaloso e inadmisible acto de intimidación".

En declaraciones a la prensa tras la reunión de la Junta, la representante estadounidense resaltó además su preocupación por la detección de materiales nucleares no declarados hasta ahora por República Islámica por parte del OIEA, que ha alertado de esta situación, pues violaría el acuerdo de salvaguarda vigente.

"Irán no tiene ninguna explicación plausible sobre estos materiales y debe explicar de dónde provienen y dónde se encuentran ahora", declaró Walcott.

Por su parte, el embajador iraní ante el OIEA, Kazem Gharibabadi, restó importancia a ambos asuntos, tratados hoy por el órgano ejecutivo de la agencia nuclear de la ONU.

El representante iraní afirmó a la prensa que la inspectora del OIEA "no fue detenida".

Explicó que un detector de explosivos en la entrada de la planta de enriquecimiento de Natanz se activó varias veces al revisar las pertenencias personales de la inspectora, una versión de los hechos que no ha sido confirmada por el OIEA.

Después de que la mujer abandonara Irán, Teherán solicitó al organismo internacional retirarla de la lista de inspectores que verifican el programa nuclear iraní, agregó Gharibabadi.

Este incidente sucede pocos días antes de que el OIEA dé a conocer su próximo informe sobre el cumplimiento iraní del acuerdo nuclear de 2015, abandonado por Estados Unidos el año pasado y cuyas obligaciones Teherán está violando de forma gradual para ejercer presión sobre los demás países firmantes, ante todo Francia, Reino Unido y Alemania.

Precisamente hoy Irán ha retomado el enriquecimiento de uranio en la planta nuclear subterránea de Fordo, lo que supone el cuarto paso en la reducción de sus compromisos del citado acuerdo.

Ese pacto estipula la eliminación de sanciones internacionales contra Irán e incentivos económicos a cambio de importantes limitaciones en el programa nuclear iraní, siempre con el objetivo de impedir que Teherán se pueda hacer con una bomba nuclear.

Sin embargo, Washington se retiró del acuerdo el año pasado alegando actividades desestabilizadoras de Irán en Oriente Medio e impuso nuevas sanciones, especialmente contra el sector petrolero de la República Islámica.

Irán, por su parte, amenaza con abandonar de forma gradual el acuerdo si las potencias no le garantizan las ventajas económicas previstas en el pacto.

(c) Agencia EFE