EU no cumple ni la mitad de su meta de enviar 80 millones de vacunas a otros países

·5  min de lectura

ESTADOS UNIDOS no cumplió la promesa del presidente Joe Biden de enviar 80 millones de vacunas contra el covid-19 a otros países antes de finalizar el mes de junio.

El país norteamericano ha distribuido menos de 24 millones de dosis a diez países, según Associated Press. La administración de Biden anteriormente les prometió a 50 países y entidades que recibirían las dosis. Están listas para enviarse, pero la Casa Blanca dijo que asuntos de regulación que involucran a otras naciones están impidiendo las entregas.

“Lo que resultó ser el reto más grande en realidad no es el abasto —tenemos muchísimas dosis que compartir con el mundo—, sino que este es un reto logístico hercúleo”, comentó Jenn Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, la semana pasada.

Biden anunció su meta de distribuir 80 millones de dosis el 17 de mayo, y dijo que la operación “serán más vacunas que cualquier otro país haya compartido en realidad a la fecha —cinco veces más que cualquier otro país—, más que Rusia y China”.

También lee: Brasil: nuevas denuncias de corrupción contra Bolsonaro tras la compra de vacunas anticovid

Aun cuando no se cumplió la meta de Biden, Estados Unidos ha compartido más vacunas con el mundo que Rusia y China.

La Casa Blanca comenta que se enviarán más dosis en los próximos días y enfatiza que Biden ha hecho todo lo que está en su poder para cumplir con el compromiso.

Ha requerido más tiempo del que se anticipaba el revisar una red compleja de requisitos legales, códigos de salud, autorizaciones aduaneras, cadenas de almacenamiento en frío, barreras del lenguaje y programas de entrega. Para complicar más las cosas, no hay dos embarques que sean iguales.

Un país requiere un acta de su gabinete que apruebe la donación de vacunas, otros requieren que sus inspectores lleven a cabo sus propias revisiones de seguridad de las dosis estadounidenses, y otros más todavía no desarrollan aspectos cruciales en sus planes de distribución de las vacunas para asegurar que las dosis puedan llegar a los brazos de la gente antes de que caduquen.

Aun cuando se incumplió la meta de Biden de donar vacunas contra el covid-19, Estados Unidos ha compartido más vacunas con el mundo que Rusia y China. (Foto: Susan Walsh/AP Photo)

Un funcionario estadounidense, quien habló bajo la condición del anonimato al compartir arreglos internos, dijo que, hasta este miércoles, todos los países receptores deseados y planeados habían recibido ofertas formales de Estados Unidos por una cantidad específica y tipo de vacuna, y se habían salvado todos los obstáculos legales y logísticos de parte de Estados Unidos.

La Casa Blanca se negó a especificar qué países estaban batallando y con cuáles obstáculos locales, diciendo que trabaja con las naciones receptoras de manera individual para salvar los obstáculos en la entrega.

Estados Unidos requirió meses para poner en marcha su programa local de vacunación a toda velocidad, y los funcionarios señalaron que Biden solo cambió el enfoque de la respuesta de la nación ante el covid-19 hacia una campaña mundial de vacunación menos de dos meses atrás.

Rusia y China en ocasiones han buscado usar sus vacunas para tener ventajas geopolíticas.

No te pierdas: Rusia planea aplicar la vacuna contra el covid-19 cada año

Los 80 millones de dosis están pensados como un anticipo de un plan mucho más amplio de comprar y donar 500 millones de vacunas para el mundo durante el próximo año. Ese plan, que depende de un contrato de compra con Pfizer que empezará a entregar las dosis en agosto, marcha según lo planeado, mencionaron los funcionarios.

La semana pasada, la Casa Blanca esbozó en líneas generales sus planes para los 80 millones de dosis, pero no hará pública una lista de cuántas y qué tipos de vacunas recibirá cada receptor hasta que las dosis estén en camino.

Los receptores de las vacunas estadounidenses hasta la fecha son Colombia (2.5 millones de dosis de Johnson & Johnson), Bangladés (2.5 millones de Moderna), Perú (2 millones de Pfizer), Pakistán (2.5 millones de Moderna), Honduras (1.5 millones de Moderna), Brasil (3 millones de J&J), Corea del Sur (1 millón de J&J), Taiwán (2.5 millones de Moderna), Canadá (1 millón de Moderna, 1.5 millones de AstraZeneca) y México (1.35 millones de J&J, 2.5 millones de AstraZeneca). En total, son vacunas suficientes para proteger por completo a 15.9 millones de personas.

Biden se comprometió inicialmente a proveerles a otras naciones los 60 millones de dosis producidas en Estados Unidos de la vacuna de AstraZeneca, la cual todavía no ha sido autorizada para su uso en Estados Unidos, pero está ampliamente aprobada alrededor del mundo. La exportación de las dosis de AstraZeneca se ha detenido a causa de una revisión de seguridad por dos meses llevada a cabo por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Te interesa: En Carolina del Sur inyectan solución salina en lugar de la vacuna anticovid-19

Dada la disminución en la demanda local de dosis de la vacuna, la administración de Biden espera ser capaz de cumplir con su compromiso de 80 millones sin las dosis de AstraZeneca, usando las reservas federales existentes de las vacunas de Pfizer, Moderna y J&J.

Las dosis aprobadas en Estados Unidos —en especial las vacunas mARN producidas por Pfizer y Moderna— parecen ser más efectivas que otras vacunas disponibles contra el virus, sobre todo las cepas emergentes del virus que son más contagiosas y dañinas, como la variante Delta que se identificó por primera vez en India. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.