Etiopía celebrará elecciones generales el próximo 5 de junio

Agencia EFE
·3  min de lectura

Adís Abeba, 25 dic (EFE).- Etiopía celebrará el próximo 5 de junio sus sextas elecciones generales, que se debían haber desarrollado el pasado agosto pero que se retrasaron por la pandemia de covid-19, anunció hoy la Junta Nacional Electoral.

Tras una reunión en Adís Abeba, la Junta propuso esa fecha, precisó que la votación tendrá lugar en unos 40.000 colegios electorales y que la campaña de los candidatos durará del 15 de febrero al 31 de mayo.

Los resultados de los comicios deberían divulgarse entre el 6 y el 28 de junio, según el órgano electoral.

El partido gobernante, que controla todos los escaños del Parlamento, ha prometido celebrar comicios creíbles y democráticos, en los que el actual primer ministro y ganador del Premio Nobel de la Paz de 2019, Abiy Ahmed, buscará un nuevo mandato.

Abiy -de 44 años y que llegó al poder en abril de 2018- ha impulsado importantes reformas en Etiopía, el segundo país más poblado de África y la mayor economía del este del continente, entre las que figura el fin del estado de emergencia impuesto por su antecesor, la amnistía a miles de presos políticos, la legalización de partidos opositores y el compromiso de celebrar comicios.

El gobernante fue galardonado con el Nobel de la Paz de 2019 por su contribución a poner fin al conflicto de Etiopía y Eritrea.

Pero Abiy también ha encajado críticas por no solucionar algunos problemas de raíz, como las tensiones étnicas que han ocasionado olas de violencia y han hecho de Etiopía el país con más nuevos desplazados del mundo.

Más recientemente ha recibido reproches por lanzar el pasado mes una ofensiva militar que derrocó al Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), gobernante en esa región norteña, que ha causado cientos de muertos y más de 52.000 desplazados al vecino Sudán.

Aunque la contienda empezó el 4 de noviembre, el contencioso de Tigray venía complicándose desde hacía meses, tras el retraso de las elecciones por la pandemia de coronavirus.

Pese a esa demora, el FPLT llamó a sus ciudadanos a las urnas en septiembre en unos comicios parlamentarios tildados por el Gobierno central de ilegales, y que en parte fomentaron el ataque armado a fin de restablecer en Tigray el "orden constitucional".

Desde su refundación tras la caída del régimen comunista en 1991, Etiopía promueve una política de federalismo étnico, donde supuestamente todas las etnias tienen igual valor y representación.

Sin embargo, el FPLT -que representaba al 5 % de los 110 millones de habitantes de Etiopía- lideró desde entonces la coalición étnica que conformaba el gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (FDRPE).

Esa hegemonía duró hasta el nombramiento en 2018 de Abiy -un joven político de origen oromo- como primer ministro, quien quiso extirpar el etnicismo de la política refundando el FDRPE en el Partido de la Prosperidad (PP), del que se desvinculó el FPLT.

Aunque Etiopía celebra elecciones desde 1995, a excepción de los comicios de 2005 ninguna votación ha sido realmente competitiva.

Tras las elecciones de 2005 se produjeron graves disturbios, después de que la oposición protestara contra los resultados.

Las fuerzas de seguridad mataron entonces a cerca de 200 manifestantes y el Gobierno encarceló a numerosos líderes políticos opositores.

(c) Agencia EFE