Etiopía asegura haber arrebatado varias ciudades a los rebeldes de Tigré

·3  min de lectura

Adís Abeba, 18 dic (EFE).- El Ejército de Etiopía y sus fuerzas aliadas han arrebatado en las últimas 24 horas varias ciudades a los rebeldes de la región norteña de Tigré, aseguró este sábado el Gobierno etíope.

En un comunicado, el portavoz del Ejecutivo, Legesse Tulu, señaló que el Ejército, apoyado por las fuerzas de seguridad de las regiones de Amhara y Afar (colindantes con Tigré) y la Fuerza Aérea, ha llevado a cabo varias operaciones exitosas desde la pasada noche.

En esa ofensiva, las fuerzas gubernamentales han reconquistado la estratégica ciudad de Woldiya, capital de la provincia de Wollo del Norte, en la región de Amhara, que controlaban los rebeldes del Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) desde julio pasado.

Otras urbes arrebatadas a los rebeldes en ese provincia son Sanka, Srinka, Hara Gebeya, Gobye, Robit y Kobo.

"Como resultado, las áreas de la zona de Wollo del Norte han sido completamente liberadas del control del FPLT", enfatizó Legesse, si bien admitió que en ese territorio persiguen a los insurgentes en Lalibela, histórica ciudad que alberga famosas iglesias excavadas en roca declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Aunque el Gobierno dijo este 1 de diciembre haber retomado el control de Lalibela, la urbe aparentemente volvió a manos insurgentes el pasado fin de semana.

Las fuerzas rebeldes fueron expulsadas de las áreas que controlaban en Afar y en la provincia de Showa Occidental, en Amhara, el mes pasado, pero siguen presentes en otras zonas de esta última región.

La guerra estalló el 4 de noviembre de 2020, cuando el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ordenó un ataque contra el FPLT, partido gobernante hasta entonces en la región, en represalia por un ataque a una base militar federal y tras una escalada de tensiones políticas.

Desde finales de octubre de este año, el FPLT consiguió avanzar sus posiciones hacia el sur y amagó con la posibilidad de marchar sobre Adís Abeba, que también es sede de la Unión Africana.

El temor a que los rebeldes pudiesen atacar la capital de Etiopía -segundo país más poblado de África y un importante aliado de Occidente en la región- impulsó los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional para conseguir una solución negociada.

Durante las últimas semanas, tras la marcha de Abiy al frente de guerra para dirigir a las tropas etíopes, el Ejército federal anunció haber recuperado el control de varias ciudades estratégicas y numerosas victorias militares en las regiones de Amhara y Afar.

Sin embargo, el portavoz portavoz del FPLT, Getachew Reda, minimizó la importancia de estas pérdidas y las calificó de "ajustes territoriales".

Según la ONU, miles de personas han muerto y unos dos millones han tenido que abandonar sus hogares en Tigré debido al conflicto, que ha acabado expandiéndose a las regiones vecinas de Afar y Amhara.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó este viernes una resolución para crear una comisión de investigación de posibles crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos por todas las partes en el conflicto, una iniciativa que ha sido rechazada de plano por el Gobierno etíope pero que cuenta con la aprobación del FPLT.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.