Etiopía anuncia captura de ciudad en región norteña de Tigray, guerra implica a Eritrea

Por Giulia Paravicini
·2  min de lectura
Imagen de archivo del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, hablando durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo en París
Imagen de archivo del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, hablando durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo en París

Por Giulia Paravicini

ADÍS ABEBA, 16 nov (Reuters) - El gobierno del primer ministro etíope Abiy Ahmed anunció el lunes la captura de otra ciudad en la región norteña de Tigray tras casi dos semanas de enfrentamientos, en un conflicto que ya se está extendiendo a Eritrea y desestabilizando el Cuerno de África en general.

Cientos han muerto, al menos 20.000 refugiados han huido a Sudán y ha habido informes de atrocidades desde que Abiy ordenó ataques aéreos y una ofensiva terrestre contra los gobernantes de Tigray por desafiar su autoridad.

El conflicto podría poner en peligro la reciente apertura de la economía de Etiopía, provocar matanzas étnicas en otras partes de la segunda nación más poblada de África y empañar la reputación de Abiy, quien ganó el Premio Nobel de la Paz el año pasado por un pacto de paz con Eritrea.

El Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF, por sus siglas en inglés), que gobierna la región de más de 5 millones de habitantes, acusó a Eritrea de enviar tanques y miles de soldados a la frontera para apoyar a las tropas federales etíopes. Asmara lo niega.

Las fuerzas de Tigray lanzaron proyectiles contra Eritrea durante el fin de semana.

Un grupo de trabajo creado por Abiy para manejar la respuesta del gobierno a la crisis dijo que las tropas federales "liberaron" la ciudad de Alamata del TPLF. "Huyeron, llevándose consigo alrededor de 10.000 prisioneros", agregó, sin especificar su procedencia.

El líder del TPLF, Debretsion Gebremichael, instó a Naciones Unidas y la Unión Africana a condenar a las tropas federales de Etiopía, acusándolas de utilizar armamento de alta tecnología como drones en ataques que, según dijo, destruyeron una presa y una fábrica de azúcar.

"Abiy Ahmed está librando esta guerra contra la gente de Tigray y es responsable de infligir deliberadamente sufrimiento humano a la gente y destruir importantes proyectos de infraestructura", dijo.

"No hemos iniciado este conflicto y es evidente que Abiy Ahmed condujo esta guerra como un intento por consolidar su poder personal", agregó, advirtiendo que Etiopía podría convertirse en un estado fallido o desintegrarse.

(Reporte de Giulia Paravicini, redacción de Adís Abeba y Nairobi; escrito por Andrew Cawthorne; editado en español por Carlos Serrano)