Etchevehere: el final para 15 días de tensión en un caso con repercusión política

LA NACION
·4  min de lectura

Tras 15 días de tensión, expectativas y una fuerte atención política sobre lo que ocurría en el campo de la familia Etchevehere en Santa Elena, Entre Ríos, la Justicia entrerriana ordenó desalojar del establecimiento rural a los seguidores de Juan Grabois y de Dolores Etchevehere. Esta última, que había entrado al campo con militantes del Proyecto Artigas que respalda Grabois, salió detenida por no acatar la orden de desalojo de la jueza María Carolina Castagno.

Con los últimos rayos de luz del día, a diez horas de conocida la sentencia que ordenó el desalojo de unas 40 personas del Proyecto Artigas, una delegación policial arribó al casco de la estancia donde quedaban algunos pocos seguidores de la única hija mujer del fallecido dueño del campo, Luis Félix Etchevehere.

Una hora antes, un grupo de vehículos salió en fila hacia la ruta 48 para emprender la partida del campo al que, según dijo la jueza, habían usurpado.

Campo usurpado: los hermanos Etchevehere buscarán que los ocupantes paguen los daños

En un video grabado, Grabois dijo que se retirarían del campo, habló de que sufrió una "derrota" y que Dolores había decidido quedarse. Por eso mismo, quizás, algunos integrantes se quedaron tras la salida de buena parte del conjunto.

Los autos que alcanzaron a salir tomaron por el camino principal del campo, ante los gritos de adhesión de quienes habían decidido esperarlos para retirarse, y alcanzados, a la vez, por el abucheo de los productores que se apostaron por días frente a la entrada al campo para acompañar al exministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, su madre Leonor Barbero y sus dos hermanos, Sebastián y Juan Diego Etchevehere.

Por la mañana, los cuatro integrantes de la familia siguieron la transmisión en directo de la sentencia acompañados por la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien llegó para respaldar a quien fuera su par en el gabinete de Mauricio Macri.

"Triunfó la ley, la Justicia", dijo el exministro de Agricultura de la Nación. "Muchas gracias a todos los que nos expresaron su apoyo durante la toma. Con verdad y justicia vamos a tener un país mejor. La ley se impuso a la barbarie", agregó.

La madre del exfuncionario, en tanto, calificó de "aventura política" lo que ocurrió con la ocupación.

Desde adentro: así quedó la estancia de los Etchevehere tras el desalojo de los militantes de Juan Grabois

"Acaba de terminar una aventura política bastante grave y atrevida consensuada por el gobierno nacional, el gobierno provincial [de Entre Ríos] y el señor Grabois. Quedó demostrado que se metieron ilegalmente", indicó. Por otra parte, dijo que su hija fue "manipulada por el gobierno nacional y por Grabois".

Detención

Antes, Dolores Etchevehere había amenazado: "No voy a salir, me van a tener que sacar muerta". La jueza Castagno había ordenado desalojar el campo y utilizar las fuerzas policiales "usando la fuerza solo en caso de ser necesario".

Esa parte de la resolución se cumplió pasadas las 19 de ayer. "Proceda, deténgala", dijo el jefe del operativo policial que llegó al casco de la estancia en relación a Dolores que no acató la orden de desalojar.

Luego, el funcionario policial quiso aportar distensión y pidió a los agentes a su cargo que no le coloquen las esposas. Le pidió tranquilidad y que baje con cuidado los escalones del amplio living de la casona rural. Y la mujer, detenida por desobediencia judicial en flagrancia, fue conducida en una camioneta policial hasta la Jefatura Departamental de La Paz. Tenía que denunciar su omicilio y ser notificada de la fecha de una audiencia para los cargos por su desobediencia. Después fue liberada.

En su fallo, la jueza fue contundente al indicar que Dolores Etchevehere había ingresado con violencia al campo que es de sus familiares y que el bien ya no le pertenecía porque vendió sus acciones. Por eso habló de usurpación por parte de ella y de los seguidores de Juan Grabois.

En este contexto, el gobernador Gustavo Bordet dijo que la división de poderes en Entre Ríos está en plena vigencia y se respeta. Dijo que al conflicto de la familia Etchevehere "se lo ha presentado como algo político, como algo que quiere generar una oposición", se quejó.