La tormenta Eta castiga al sur de Florida con vientos y lluvias

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 9 nov (EFE News).- El sur de Florida amaneció este lunes con calles inundadas, miles de personas sin electricidad y accidentes de tráfico a causa de la tormenta tropical Eta, que tocó tierra el domingo cerca de la medianoche en los Cayos y está ahora ya sobre el sureste del Golfo de México.

En Miami-Dade, como en otros condados del sur del estado, las escuelas están cerradas, al igual que varias universidades, los centros de pruebas de coronavirus, el transporte público, las playas y los parques públicos.

Los bancos en los condados de Monroe, donde se asientan los cayos de Florida, Miami-Dade y Broward también están cerrados, mientras que muchos supermercados, restaurantes, cafeterías y otros comercios operan desde el domingo con horario reducido como medida de precaución.

En la costa oeste se preparan también para el paso de esta tormenta que ha devastado amplias zonas de Centroamérica y el domingo cruzó Cuba por su parte central. En la bahía de Tampa, una zona proclive a las inundaciones, se han tomado todas las precauciones.

La mayor preocupación en el sureste de Florida ahora es el drenaje del agua, en un área que se halla aún bajo aviso de inundaciones y donde ya habían caído copiosas lluvias desde antes de la llegada de Eta.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, mantiene contacto frecuente con los responsables de gestión de aguas para vigilar el difícil drenaje de las inundaciones, que vararon vehículos, cubrieron algunas intersecciones e incluso invadieron algunas casas, tal como muestran las imágenes de los medios locales.

En algunas zonas, "no se está drenando el agua tan rápido como está cayendo", advirtió el concejal de Miami-Dade José "Pepe" Díaz.

En Lauderhill, las autoridades respondieron el domingo por la noche a un reporte de un auto que había sido arrastrado hasta un canal. Fotos tomadas por los bomberos en el lugar, ubicado a unos 48 kilómetros (30 millas) al norte de Miami, mostraban a rescatistas buscando en lo que parecía una inundación cerca de un estacionamiento.

Los bomberos sacaron a una persona del auto y la llevaron a un hospital en estado crítico, según un comunicado del cuerpo de bomberos. Los rescatistas seguían buscando a otras personas.

En la autopista Palmetto, un camión se salió de la calzada empujado por los fuertes vientos y esta mañana los operarios trabajaban para ponerlo en ruta nuevamente, sin que el conductor resultara herido, según informó el canal Local10.

MÁS DE 50.000 CLIENTES SIN ENERGÍA

La tormenta Eta, que antes de tocar tierra esta madrugada en los cayos floridanos atravesó Cuba, dejó en el peor momento de la noche hasta unos 50.000 clientes sin energía en el sur de Florida, aunque esa cifra se ha reducido a más de 30.000 en la mañana de este lunes, la gran mayoría de ellos en los sureños condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el sábado el estado de emergencia en los condados del sur del estado antes de que se aproximara la tormenta, incluso cuando los residentes bajo la lluvia protestaron o celebraron la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Los Cayos de la Florida, que hoy amanecieron con calles inundadas, han cerrado las escuelas este lunes, los lugares de prueba de la covid-19 también habían sido cerrados temporalmente y las autoridades abrieron refugios y repartieron sacos de arena para que los residentes protegieran sus hogares de las inundaciones.

Cuando la tormenta tocó tierra en la punta del estado de la Florida, se había debilitado y el Centro Nacional de Huracanes (NHC) redujo sus anteriores advertencias. Se suspendió la vigilancia de huracanes para el sur de Florida, mientras que un aviso similar para los Cayos de Florida y la Bahía de Florida fue sustituido por un aviso de tormenta tropical.

El boletín de las 10 am ET del NHC descontinuó los avisos de tormenta tropical para los cayos y el sur de Florida, salvo en el caso de Dry Tortugas, aunque advirtió que en partes de esas áreas persistirán a lo largo de hoy las fuertes lluvias y vientos, y que pueden dejar hasta 18 pulgadas (450 mm) de acumulación de agua.

Luego de que el ojo de Eta tocase tierra en los cayos, la tormenta prosiguió su ruta en aguas del Golfo de México con dirección oeste y con vientos máximos sostenidos de 60 millas por hora (95km/h).

Eta se desplaza sobre el sureste del Golfo de México a 14 millas por hora (22 km/h) y a lo largo de la jornada seguirá alejándose del sur de este estado, donde no obstante, según las previsiones de los meteorólogos, podría volver a impactar en la costa del noroeste de Florida hacia el fin de semana.

Eta, que es la tormenta con nombre número 28 de esta temporada en la cuenca atlántica, tocó tierra en Nicaragua el martes de la semana pasada como huracán y dejó una estela de muerte y destrucción en Centroamérica y México no vista desde hacia años.

(c) Agencia EFE