Estudios en Alemania a enfermos de Covid-19 descartan una inmunidad duradera

LA NACION
·2  min de lectura

MÚNICH.- Nuevos estudios realizados en Alemania a pacientes que se recuperaron de coronavirusdesvanecen la esperanza de una inmunidad duradera y, por lo tanto, también de la eficacia a largo plazo de una vacuna de dosis única, declaró Clemens Wendtner, médico jefe del área de infectología de la Clínica Schwabing de Múnich.

Wendtner explicó que los análisis serológicos de los primeros pacientes de Covid-19 en Alemania, que fueron tratados a finales de enero en este centro especializado en enfermedades infecciosas y tropicales, mostraron una disminución significativa del número de los llamados anticuerpos neutralizantes en sangre.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 12 de julio

"En cuatro de cada nueve pacientes vemos disminuir los anticuerpos neutralizantes en una prueba muy especial que solo se puede realizar en un laboratorio de alta seguridad biológica", comentó Wendtner.

"Aún es incierto en qué medida esto influye en la inmunidad a largo plazo y en las estrategias de vacunación, pero que se tendrá que seguir observando críticamente en el futuro", agregó, señalando que eso apunta a que es posible contagiarse de nuevo después de haber pasado la enfermedad.

En su opinión, es necesario estudiar más a fondo este aspecto ya que, para la inmunidad a largo plazo, además de la llamada inmunidad asociada a las células B, medida a través de anticuerpos, también es relevante la llamada inmunidad de las células T.

Coronavirus en Estados Unidos: Florida tuvo un aumento récord de 15 mil casos en un día, mientras Nueva York es el "ejemplo" que espera un rebrote

El científico comentó que, si los pacientes pierden anticuerpos neutralizantes, estos podrían proporcionar protección. Los linfocitos T pueden eliminar específicamente a las células infectadas con virus si ya conocen de antes al invasor.

Los hallazgos de Wendtner concuerdan con las experiencias de otros científicos y estudios.

Investigadores chinos informaron en la revista Nature Medicine que, al cabo de dos meses, los anticuerpos disminuyeron considerablemente, sobre todo en pacientes asintomáticos, pero los valores también se redujeron en pacientes que estaban realmente enfermos.

Los infectados con pocos síntomas también habían desarrollado menos anticuerpos y, por lo tanto, una respuesta inmunológica más débil.

En su última comunicación sobre los avances en la elaboración de una vacuna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó el 6 de julio quehay 21 vacunas candidatas que se están evaluando en ensayos clínicos con seres humanos en todo el mundo (frente a 11 a mediados de junio).

La mayoría de los ensayos están en fase 1, es decir, cuando se evalúa la seguridad del producto, o en fase 2, cuando se empieza a analizar su eficacia.

Agencia DPA