Ningún estudio de la Universidad de Lovaina dice que 2023 tendrá 366 días

·3  min de lectura

Según publicaciones en redes sociales, existe un estudio de la Universidad de Lovaina, en Bélgica, donde se afirma que 2023 tendrá 366 días, tras el descubrimiento de cuerpos celestes por el telescopio espacial James Webb. Las publicaciones han sido compartidas más de 75.000 veces desde el 1 de septiembre de 2022. Pero no existe un estudio de esa institución que diga algo así, además de que los cálculos de la traslación de la Tierra no han sido modificados por descubrimientos recientes, explicó un astrónomo.

“La Tierra tendrá 366 días en el 2023, marzo tendría 32 días por primera vez en la historia”, dicen las publicaciones en Facebook (1, 2), Instagram (1, 2), Twitter (1, 2), TikTok (1, 2) y artículos (1, 2, 3). Además, la consulta llegó al WhatsApp de AFP Factual, al que los usuarios pueden enviar contenido visto en redes sociales si dudan de su veracidad.

El texto cita un supuesto estudio anual del Departamento de Astronomía de la Universidad de Lovaina, según el cual “el movimiento de la Tierra en 2023 se verá afectado por el comportamiento de los cuerpos celestes recientemente develados por el Telescopio Espacial James Webb, especialmente la Nebulosa del Anillo Sur y la Nebulosa Carina”.

Además, incluye una cita de “Frances Eliane Palmer”, una supuesta profesora: “Hemos evidenciado un complejo juego de atracciones gravitatorias que ejercerán nuevas fuerzas sobre el eje de la Tierra en 2023 dando como resultado un día más en el año, a pesar de que no es bisiesto. Estamos realmente desconcertados”.

El juego de atracciones gravitatorias “altera la rotación terrestre y la inclinación de su eje”, añade el texto.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 23 de septiembre de 2022

El telescopio espacial James Webb es considerado como un nuevo paso en la exploración espacial, pues se trata del más novedoso equipo para tomar imágenes del universo en alta resolución, y ya ha revelado la imagen más clara del universo primigenio hasta la fecha.

En julio de 2022, la NASA publicó una imagen de la nebulosa de Carina, a la que hacen referencia las publicaciones viralizadas, captada por el nuevo dispositivo, pero no fue la primera. En 2007, la agencia espacial estadounidense ya había publicado otra fotografía de la misma nebulosa, ubicada a 7.600 años luz de distancia, que fue tomada por el telescopio espacial Hubble, predecesor del James Webb.

La nebulosa de Carina fue descubierta a mediados del siglo XVIII por el astrónomo francés Nicolas-Louis de Lacaille.

La NASA también publicó en julio una imagen de la nebulosa del Anillo del Sur, también referida en las publicaciones y situada a unos 2.500 años luz. Esta formación también había sido fotografiada por el Hubble en 2008.

Sin rastro del estudio

AFP Factual no encontró ningún estudio sobre los hallazgos del telescopio James Webb y su posible impacto en el año 2023 en el sitio del Instituto de Astronomía de la Universidad de Lovaina (KU Leuven). Tampoco halló una investigación sobre el tema en el apartado de noticias del telescopio en el sitio de la NASA.

Leen Decin, profesora en astrofísica exoplanetaria y estelar del Instituto de Astronomía de la universidad belga, declaró a la AFP que “no ha escuchado sobre este estudio”.

Ni de la profesora Frances Eliane Palmer

Una búsqueda en la base de personal de la Universidad de Lovaina sobre la “profesora Frances Eliane Palmer” no arrojó resultados. Tampoco se encontró en el personal del Instituto de Astronomía, ni en pesquisas del nombre en Google, Twitter y Facebook.

Katrien Bollen, vocera de la universidad, señaló a la AFP que el texto difundido en redes es un engaño. “La Oficina de Prensa de KU Leuven no conoce el estudio referido, y no hay una profesora Frances Eliane Palmer en nuestro personal”, declaró.

Gonzalo Tancredi, doctor en astronomía y miembro de la Unión Astronómica Internacional, señaló a AFP Factual que las afirmaciones sobre los 366 días en 2023 son “noticias falsas”.

“No hay ningún descubrimiento reciente que pueda afectar la traslación de la Tierra de tal manera”, ni aumentar en un día su período orbital en torno al sol, precisó.

Tancredi expuso que “la perturbación del movimiento de la Tierra solo se podría dar por la interacción con un objeto masivo cercano, y no por efectos de objetos distantes como las nebulosas mencionadas”.

Rotación y traslación

Tancredi también explicó cómo se define el calendario anual para la Tierra, basado en su movimiento de traslación en la órbita alrededor del sol, el cual es de 365,25 días al año. Los 0,25 se acumulan para que se completen en un año bisiesto de 366 días cada cuatro años. El próximo será 2024, indicó.

Añadió que el calendario se define también por la rotación de la Tierra alrededor de su eje, el cual pasa por los polos, y tiene un período de un día equivalente a 24 horas.