Estudio: un recital experimental indoor con 500 personas en España, sin contagios

·2  min de lectura
La Sala Apolo de Barcelona fue un campo de pruebas para los científicos
Archivo

BARCELONA.- El arte derrotó al coronavirus, al menos por una noche, tras una prueba científica donde se constató que ninguno de los asistentes a un concierto de música en vivo en interiores resultó positivo después del evento.

El estudio, encabezado por el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Barcelona y publicado en la revista británica Lancet, fue el primer ensayo controlado para evaluar el impacto de las medidas de seguridad integrales en un concierto en interiores.

Pfizer en la región: qué se sabe de los acuerdos con Brasil, Perú y Chile

El recital se llevó a cabo en diciembre, cuando se aplicaron restricciones de viaje locales, las reuniones en interiores se limitaron a seis personas y las vacunas Covid-19 aún no estaban disponibles.

Los 465 asistentes que asistieron a la Sala Apolo de Barcelona fueron evaluados mediante pruebas rápidas de flujo lateral antes de la entrada, usaron barbijos en todo momento y se adhirieron al protocolo de control de multitudes en un lugar bien ventilado. A los participantes se les permitió cantar y bailar en la sala de conciertos y no hubo recomendación de distanciamiento físico.

Los participantes fueron a su manera inmunes al coronavirus, manteniendo sus barbijos y otras restricciones
AP


Los participantes fueron a su manera inmunes al coronavirus, manteniendo sus barbijos y otras restricciones (AP /)

Los voluntarios fueron comparados con un grupo similar de personas que fueron enviadas a sus casas y no asistieron al concierto. Ninguno de los asistentes dio positivo a la infección ocho días después del evento, en comparación con dos personas en el grupo de control.

Los hallazgos ofrecen un paso hacia el relanzamiento de la música y otras actividades culturales que se detuvieron durante la fase más aguda de la pandemia, pero los autores subrayaron que las condiciones estrictas en su estudio pueden ser difíciles de reproducir en muchos lugares o eventos más grandes con más asistentes.

Según los científicos, se necesitan más investigaciones para comprender las reuniones masivas en diferentes contextos de la pandemia de Covid-19, como la incidencia local y las campañas de vacunación.

OMS: la investigación por el origen del virus está “envenenada por la política”

“Nuestro estudio proporciona evidencia temprana de que los eventos musicales en interiores pueden tener lugar sin aumentar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 cuando se toman medidas de seguridad integrales, pero es importante que nuestros hallazgos se consideren a la luz de la situación en España en ese momento, cuando los casos no eran altos y existían muchas restricciones”, dijo Josep Llibre, autor principal del estudio.

“Como resultado, nuestro estudio no significa necesariamente que todos los eventos masivos sean seguros”, añadió el investigador sobre el evento, para el cual se reclutaron a unas 1000 personas de entre 18 y 59 años.

Los asistentes rellenaron un cuestionario tras el concierto y, a la pregunta de si estarían dispuestos a asistir a otro evento con los mismos procedimientos, la puntuación media fue de más de nueve sobre diez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.