Estudio: Producción de cocaína en Colombia sigue siendo alta

·3  min de lectura

BOGOTÁ (AP) — La producción de cocaína en Colombia en 2021 se mantuvo cerca de sus niveles más altos, según estimados difundidos por la Casa Blanca el jueves, lo que incrementa las posibilidades de que Washington y el próximo gobierno de la nación sudamericana aumenten su cooperación bilateral para atender el problema.

El presidente electo Gustavo Petro ha prometido replantear la política antinarcóticos del país sudamericano y darle prioridad a los programas de desarrollo por encima de los planes de erradicación de coca.

En un comunicado de prensa, la Oficina de la Casa Blanca para la Coordinación de Políticas Antidrogas señaló que el año pasado Colombia produjo aproximadamente 972 toneladas de cocaína, las cuales se exportan principalmente a Estados Unidos, además de que se plantaron 234.000 hectáreas de coca, la planta que se usa en la fabricación del narcótico.

Las cifras de producción de cocaína fueron ligeramente menores que en 2020, cuando el país produjo 994 toneladas de cocaína y plantó 245.000 hectáreas de coca, según el estudio anual de la Casa Blanca. Pero la producción de cocaína sigue siendo significativamente mayor que hace 10 años, cuando Colombia produjo alrededor de 273 toneladas.

La Casa Blanca resaltó en su comunicado que Colombia “sigue siendo un socio y aliado cercano” de Estados Unidos en lo referente al combate a la producción de cocaína, e indicó que el año pasado las fuerzas armadas colombianas erradicaron manualmente 103.000 hectáreas e incautaron más de 750 toneladas de esa droga.

Pero la alianza será puesta a prueba una vez que el izquierdista Petro asuma el cargo.

El exguerrillero ha criticado las políticas de erradicación manual que a menudo causan conflictos entre las fuerzas armadas colombianas y los agricultores en zonas remotas, quienes han hecho de la coca su principal fuente de ingresos.

Durante su campaña presidencial de este año, Petro dijo que quiere impulsar programas de desarrollo en zonas aisladas para que los campesinos puedan vender productos legales al tiempo que erradican voluntariamente sus plantíos de coca. También señaló que quiere renegociar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos que, según él, ha dificultado a los granjeros colombianos vender sus cultivos.

Petro ha criticado desde hace tiempo las labores respaldadas por Washington de fumigar plantíos de coca con pequeñas avionetas. Estos programas fueron suspendidos en 2015, luego de que algunos estudios dejaron entrever que las sustancias químicas utilizadas en el rocío de los cultivos podían ser perjudiciales para las personas y el medio ambiente.

Estados Unidos ha dicho que quiere seguir colaborando con Petro en una amplia serie de asuntos, incluyendo la seguridad, la migración y el cambio climático. Esta semana, Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional para el hemisferio occidental, dijo que visitaría Colombia para hablar con miembros del gobierno entrante.

En su comunicado, la Casa Blanca también destacó que la producción de cocaína sigue siendo alta en Perú y Bolivia, que ocupan el segundo y tercer lugar a nivel mundial en la producción de la droga. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, 24.500 personas murieron en el país por sobredosis de cocaína en 2021, mientras que las sobredosis de fentanilo cobraron la vida de 71.000 personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.