Estudio de Miami se centra en reducir las disparidades entre el cáncer de mama y de próstata entre los afroamericanos

Dado que los hombres y las mujeres negros corren un mayor riesgo de desarrollar y morir de cáncer de mama o próstata agresivo, un nuevo estudio realizado en Miami pretende comprender mejor cómo detectar y tratar estas enfermedades en las comunidades afroamericanas de Estados Unidos, el Caribe y África.

Los investigadores del Sylvester Comprehensive Cancer Center trabajarán para identificar las mutaciones causantes del cáncer entre los afroamericanos estadounidenses a quienes se diagnostica de cáncer de mama o de próstata, incluso en el área de Miami, así como entre las personas descendencia africana de las Bahamas, Barbados, Haití, Jamaica y Trinidad y Tobago en el Caribe. También estudiarán casos en Benín, Burkina Faso, Kenia y Namibia en África.

Analizarán los genes para identificar cuáles pueden aumentar el riesgo de cáncer de una persona y ver si los genes tienen ciertas proteínas que estimulan el crecimiento del cáncer, información vital que los médicos necesitan para determinar el tratamiento.

Y no solo están examinando el ADN.

Factores del estilo de vida

Los investigadores están examinando factores socioeconómicos y de estilo de vida, como la dieta de una persona, para ver cómo pueden afectar al riesgo de cáncer de una persona y a su resultado, según la Dra. Sophia George y la Dra. Camille Ragin, dos de las investigadoras principales del estudio. George es investigadora de Sylvester; Ragin trabaja en el Centro Oncológico Fox Chase de Filadelfia, que colabora con Sylvester.

Toda esta investigación permitirá conocer “lo que desencadena la enfermedad... y también lo que hacemos una vez diagnosticada la enfermedad, para darnos alguna idea sobre la prevención, y sobre el tratamiento en última instancia”, dijo George.

George es directora adjunta de Diversidad, Igualdad e Inclusión en Sylvester, que forma parte del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, y codirige el Grupo de Trabajo sobre Cáncer Femenino del Consorcio de Cáncer Afrocaribeño (AC3), con sede en Filadelfia.

Ragin es directora adjunta de Diversidad, Igualdad e Inclusión en Fox Chase y es codirectora y fundadora del African Caribbean Cancer Consortium.

De izquierda a derecha: La Dra. Sophia George, directora asociada de Diversidad, Equidad e Inclusión del Centro Oncológico Sylvester del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, y la Dra. Camille Ragin, directora asociada de Diversidad, Equidad e Inclusión del Centro Oncológico Fox Chase de Filadelfia, son las investigadoras principales del estudio sobre la disparidad del cáncer.
De izquierda a derecha: La Dra. Sophia George, directora asociada de Diversidad, Equidad e Inclusión del Centro Oncológico Sylvester del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, y la Dra. Camille Ragin, directora asociada de Diversidad, Equidad e Inclusión del Centro Oncológico Fox Chase de Filadelfia, son las investigadoras principales del estudio sobre la disparidad del cáncer.

Sylvester, Fox Chase y el African Caribbean Cancer Consortium colaboran con el Institute of Translational Equitable Medicine de Pfizer para conocer mejor los cánceres que afectan de forma desproporcionada a las poblaciones desatendidas.

Alta tasa de mortalidad entre la población afroamericana

En Estados Unidos, el cáncer de mama es el más común entre mujeres, excluyendo los cánceres de piel. Desde 2019, ha sido la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres afroamericanas, superando al cáncer de pulmón, que ha disminuido en los últimos años debido a que se fuma menos, se diagnostica antes y se mejora el tratamiento, según la Sociedad Americana de Oncología. El cáncer de próstata es la segunda causa de muerte por cáncer entre los hombres afroamericanos, por detrás del cáncer de pulmón.

El cáncer de mama y de próstata son también las principales causas de muerte por cáncer en el Caribe y África, y la tasa de mortalidad por cáncer de próstata en el Caribe es una de las más altas del mundo, según Ragin.

Aunque la mayoría de los cánceres de mama ocurren en mujeres, aproximadamente uno de cada 100 casos de cáncer de mama diagnosticados en Estados Unidos son en hombres, según los CDC. (En comparación, una de cada ocho mujeres padece cáncer de mama a lo largo de su vida, según los CDC).

Lo que este estudio podría significar para los pacientes

Investigaciones anteriores han revelado que las mujeres y los hombres afroamericanos tienen más probabilidades de que les diagnostiquen cáncer de mama y de próstata, respectivamente, a una edad más temprana que las mujeres y los hombres blancos. También tienden a tener un cáncer más avanzado en el momento en que se detecta.

Y aunque las tasas de mortalidad por cáncer de los afroamericanos en Estados Unidos han disminuido, los hombres y mujeres afroamericanos siguen teniendo las “tasas de mortalidad más altas y las tasas de supervivencia más cortas de cualquier grupo racial/étnico en Estados Unidos para la mayoría de los cánceres”, según la Sociedad Oncológica de Estados Unidos.

La Sociedad afirma que “las razones de estas disparidades son complejas, pero se derivan en gran medida de un menor acceso a una atención de alta calidad y a un tratamiento óptimo como repercusión de un racismo institucional de larga data”. La genética familiar también influye.

Para George y Ragin, el objetivo es usar los datos recolectados en su estudio de 2,400 personas para crear un registro genético que abarque la diversidad de la población afroamericana del mundo. Esta información ayudará a los médicos a comprender mejor cómo detectar, prevenir y tratar el cáncer en los pacientes afroamericanos, señalan los investigadores.

“Lo que llamamos población afroamericana en Estados Unidos no es realmente un monolito. Es una combinación de personas nacidas en Estados Unidos, personas inmigrantes del Caribe o de África, por lo que este estudio nos permitirá identificar problemas únicos dentro de los subgrupos específicos que pueden aplicarse en Estados Unidos donde tenemos representados todos estos subgrupos”, dijo Ragin.

En Estados Unidos, el estudio incluirá a pacientes con cáncer de Sylvester, Fox Chase, la Universidad de Alabama y la Universidad de Augusta en Georgia, en colaboración con la Universidad Estatal Morgan, una universidad pública afroamericana, en Baltimore. También incluirá a pacientes de nueve centros internacionales de investigación del AC3 en las Bahamas, Barbados, Benín, Burkina Faso, Haití, Jamaica, Kenia, Namibia y Trinidad y Tobago.

“De verdad creemos que este estudio nos permitirá descubrir nuevas oportunidades para tratar y abordar el cáncer de próstata y de mama en las poblaciones afroamericanas de todo el mundo... lo que, en última instancia, sabemos que permitirá abordar la elevada tasa de mortalidad que observamos”, afirmó Ragin.

Dr. Camille Ragin, associate director of Diversity, Equity, and Inclusion at Fox Chase Cancer Center.
Dr. Camille Ragin, associate director of Diversity, Equity, and Inclusion at Fox Chase Cancer Center.

Para saber más sobre el estudio

Los interesados en saber más sobre el estudio pueden ponerse en contacto con Sophia George en sophia.george@med.miami.edu y con Camille Ragin en Camille.Ragin@fccc.edu.