Estudio de grupo independiente a favor de DeSantis revela que los republicanos moderados rechazan a Trump en internet

·4  min de lectura
Ted S. Warren/Associated Press file photo

Las audiencias en el Congreso sobre lo ocurrido el 6 de enero han dañado la posición del ex presidente Donald Trump entre un grupo clave de electores republicanos independientes y moderados, según un nuevo estudio encargado por un grupo que exhorta al gobernador Ron DeSantis a postularse a la presidencia.

Los resultados podrían reforzar la opinión de que, lejos de ser un fracaso político, la reciente letanía de acusaciones sobre la relación de Trump con el ataque el año pasado al Capitolio federa ha dañado cualquier futura campaña presidencial suya, al menos por el momento.

Impact Social, un grupo que rastrea las conversaciones en línea sobre los candidatos políticos, encontró un giro marcadamente negativo en lo que los electores decían sobre Trump durante las dos primeras semanas de julio, con una caída en el número de personas que decían cosas positivas sobre él y un aumento en el número de personas que eran críticas.

La puntuación general asignada, un número que se obtiene restando el número de conversaciones negativas sobre Trump del número de declaraciones positivas, bajó de -30 a finales de junio a -41 a mediados de julio, según descubrió Impact Social.

En total, 49% de ;as conversaciones rastreadas sobre Trump fueron negativas, en comparación con solo 8% positivas. El 43% fueron neutrales.

“Lo que está sucediendo aquí es que se puede ver claramente que el 6 de enero, a medida que salen más y más revelaciones, más acusaciones o conclusiones, están pasando factura”, dijo Phil Snape, cofundador de Impact Social.

Entre los electores afectados hay republicanos moderados que han participado en las pasadas primarias presidenciales del Partido Republicano, añadió, lo que significa que el desafío de Trump no se limitaría a unas elecciones generales.

“Es mucho para él ganarse a esta gente y se está volviendo más difícil en lugar de mejorar”, dijo Snape.

En el reporte, Impact Social indicó que electores republicanos blandos moderados rara vez, o nunca, dijeron que las elecciones de 2020 fueron robadas, como Trump ha afirmado repetida y falsamente. En opinión de Snape, estaban cansados del “goteo” de acusaciones en su contra.

Impact Social publicó el reporte para Ready for Ron, un grupo independiente que trata de persuadir a DeSantis para que se postule a la presidencia en 2024 y que no tiene ninguna afiliación con el gobernador ni con su operación política. DeSantis ha dicho en repetidas ocasiones que está centrado en postularse a la reelección como gobernador este año, aunque sus negativas no han frenado una ola de especulaciones nacionales sobre su futuro político.

Durante el mismo período de dos semanas en julio, el reporte concluyó que las conversaciones en línea sobre el gobernador se mantuvieron en un seis negativo, lo mismo que la duración de las dos semanas anteriores.

Snape advirtió que aunque el descenso de Trump era significativo ya había visto al ex presidente recuperarse de revelaciones perjudiciales anteriores, después que las noticias pasaran a mejor vida y la percepción de los electores se restableciera. El uso de las redes sociales para medir la popularidad de un político es también un proceso relativamente poco probado, en comparación con las encuestas de opinión pública.

Pero algunas encuestas realizadas también han encontrado al menos algún motivo de preocupación para Trump.

Una encuesta de la Universidad de Quinnipiac publicada el miércoles, por ejemplo, indicó que 32% de los independientes dijo que las audiencias sobre los sucesos del 6 de enero les habían hecho pensar que Trump tuvo un papel más importante en el ataque de lo que habían creído previamente, en comparación con 9% que dijo que las acusaciones les hicieron pensar que tuvo un papel menos importante. La mitad de los encuestados dijo que las audiencias no afectaron cómo veían el papel de Trump ese día.

Entre todos los ciudadanos, 37% dijo que la audiencia los convenció de que Trump tuvo un papel más importante, frente a 9% que dijo lo contrario. El 46% dijo que no cambiaron su opinión.

Las audiencias sobre el 6 de enero han incluido testimonios que acusan a Trump de presionar a los funcionarios electorales para anular los resultados, de presionar a altos funcionarios del Departamento de Justicia para que lo ayudaran en su empeño y que el propio presidente se presentara en el Capitolio federal con el grupo de personas que finalmente atacó a la Policía y entró por la fuerza en el edificio mientras los legisladores intentaban certificar las elecciones de 2020.

Snape dijo que Impact Social recopiló los resultados mediante el seguimiento de un grupo de 40,000 personas en línea que había identificado en calidad de electores indecisos, evaluando las declaraciones digitales orgánicas que publicaron en redes sociales como Twitter y Facebook y determinando si eran positivas o negativas.

El grupo desglosa su muestra general de electores en varios subgrupos.

Sin embargo, Impact Social encontró que Trump seguía liderando a DeSantis en una métrica clave: el volumen de conversación. En su reporte, el grupo encontró casi 10 veces más menciones del ex presidente que del gobernador, incluso si la conversación sobre DeSantis no era tan negativa.

“Pero él no tiene ni de lejos, y presumiblemente nadie más tendrá nunca, el atractivo de Trump, la presencia que tiene Trump”, dijo Snape. “Y por lo tanto, DeSantis no es ni de lejos tan famoso, ni tan conocido, ni tan respetado, ni tan irrespetado, como Trump”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.