Estudio en EE.UU: los profesores podrían ser una mayor fuente de contagios de Covid-19 que los alumnos

·2  min de lectura
En esta foto de archivo tomada el 9 de julio de 2020, los niños con máscaras entran al aula con escritorios separados según las pautas de distanciamiento durante las sesiones de la escuela de verano en Monterey Park, California
En esta foto de archivo tomada el 9 de julio de 2020, los niños con máscaras entran al aula con escritorios separados según las pautas de distanciamiento durante las sesiones de la escuela de verano en Monterey Park, California

ATLANTA.- Los profesores podrían ser una mayor fuente de contagios de Covid-19 en las escuelas que los estudiantes, de acuerdo con un nuevo estudio publicado hoy por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

El estudio evaluó nueve brotes de Covid-19 en escuelas primarias del suburbio de Marietta, en Atlanta, durante diciembre y enero. Entre ellos, hubo un brote en el que 16 profesores, estudiantes y familiares de estos se contagiaron.

Solo en uno de los nueve brotes un estudiante fue el primer caso registrado, mientras que un profesor fue la primera infección documentada en cuatro brotes. En los otros cuatro, no se sabía cuál había sido el primer caso. De los nueve brotes, ocho involucraron una posible transmisión de maestro a alumno. En dos brotes, los profesores se contagiaron entre sí durante reuniones en persona o almuerzos, y un maestro propagó el virus a otros estudiantes.

Los profesores tuvieron un papel central en las redes de transmisión de las escuelas”, escribieron los autores del estudio. Los hallazgos son similares a los de estudios de Gran Bretaña que encontraron que la transmisión entre maestros era la más común en las escuelas de ese país, y un estudio alemán halló que las tasas de transmisión en las instituciones escolares eran tres veces más alta cuando el primer caso registrado era de un maestro.

"Epidemia de desilusión". El mensaje en Twitter de Jair Bolsonaro contra el gobierno de Alberto Fernández

En algunos distritos estadounidenses, las escuelas han tenido que dar todas sus clases a distancia debido a que muchos profesores han quedado expuestos al virus. Otra investigación ha dado indicios de que hay una menor transmisión de virus en las escuelas y que deberían reabrir para las clases presenciales, un mensaje que el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden ha estado impulsando en las últimas semanas.

Al igual que la mayoría de los distritos escolares del estado de Georgia, el de Marietta, que cuenta con 8700 estudiantes, ha dado clases presenciales desde el otoño. El superintendente Grant Rivera dijo que más del 90% de los alumnos de primaria regresaron a las aulas.

Todos los brotes de Marietta involucraron un “distanciamiento físico menor al ideal”, debido a que los estudiantes estuvieron a menos de un metro de distancia, aunque había separaciones de plástico en los pupitres. “El distanciamiento físico mayor a los 1,8 metros no fue posible por el alto número de estudiantes y la disposición de las aulas”, escribieron los autores.

Agencia AP