Estudio descubre que COVID extendido afecta hasta a 1 de cada 7 niños meses después de la infección

·2  min de lectura
Imagen de archivo de niños sentados en una sala de clases en su primer día de escuela en Heath Mount, en medio de la pandemia de COVID-19, en Watton at Stone

LONDRES, 1 sep (Reuters) - Hasta 1 de cada 7 niños puede presentar síntomas relacionados con el coronavirus meses después de dar positivo en la prueba de COVID-19, según afirmaron el miércoles los autores de un estudio inglés sobre el COVID "largo" en adolescentes.

Los niños rara vez enferman gravemente de COVID-19, pero pueden sufrir síntomas persistentes, y el estudio es uno de los mayores de este tipo sobre la frecuencia del llamado COVID largo en este grupo de edad.

El estudio, dirigido por el University College de Londres y Public Health England, descubrió que los jóvenes de 11 a 17 años que dieron positivo en las pruebas del virus tenían el doble de probabilidades de presentar tres o más síntomas 15 semanas después que los que habían dado negativo.

Los investigadores encuestaron a 3.065 jóvenes de 11 a 17 años de Inglaterra que dieron positivo en una prueba de PCR entre enero y marzo, y a un grupo de control de 3.739 jóvenes de 11 a 17 años que dieron negativo en el mismo periodo.

Entre los que dieron positivo, el 14% declaró tres o más síntomas, como cansancio inusual o dolores de cabeza, 15 semanas después, en comparación con el 7% que declaró síntomas en ese momento entre el grupo de control.

Los investigadores afirmaron que, aunque los resultados sugerían que hasta 32.000 adolescentes podrían haber tenido múltiples síntomas relacionados con el COVID-19 después de 15 semanas, la prevalencia del COVID largo en el grupo de edad era menor de lo que algunos temían el año pasado.

"En general, es mejor de lo que la gente habría supuesto en diciembre", dijo a la prensa el profesor Terence Stephenson, del Instituto de Salud Infantil de la UCL Great Ormond Street.

Los resultados son una versión preliminar que no ha sido revisada por pares. Los autores afirmaron que es poco probable que cualquier decisión de ampliar la vacunación a los niños de 12 a 15 años en Reino Unido se base en este estudio, ya que no hay suficientes datos sobre si la vacunación protege contra el COVID largo.

(Reporte de Alistair Smout; editado en español por Gabriela Donoso)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.