Un estudio de los CDC advierte del peligro de asfixia de los bebés en las cunas

Al menos 3,500 bebés mueren cada año por asfixia con peluches o ropa de cama demasiado suave. Los expertos recomiendan que los menores duerman sobre un colchón firme, boca arriba, sin sábanas y sin ningún objeto a su lado.