Estudio: Los no blancos en EEUU, más expuestos a polución

DREW COSTLEY
·2  min de lectura
ARCHIVO - En imagen de archivo del lunes 23 de marzo de 2020, un jardín de juegos infantiles afuera de los Apartamentos Prince Hall Village luce vacío cerca de una planta petroquímica en Port Arthur, Texas. (AP Foto/David J. Phillip)

A lo largo y ancho de Estados Unidos, la población no blanca está expuesta a más polución del aire que la población blanca en industrias, vehículos, la construcción y muchas otras fuentes, concluyó un nuevo estudio.

Usando datos del gobierno sobre polución del aire y del censo, los investigadores hallaron cifras desmesuradas de personas no blancas que estuvieron expuestas a polución de partículas pequeñas potencialmente peligrosas de casi todas las fuentes de emisión importantes de Estados Unidos, sin importar del lugar donde viven ni sus ingresos.

El estudio, publicado el miércoles en la revista Science Advances, también halló que la población de raza negra fue el único grupo desproporcionalmente más expuesto a cada una de las fuentes de polución examinadas.

Los investigadores concluyeron que en promedio la población negra, hispana y asiática estuvo expuesta a niveles más altos de lo normal de polución de pequeñas partículas, mientras que la población blanca estuvo expuesta a niveles menores al promedio.

“No importa qué tan pobre, no importa qué tan rico: la disparidad racial existe para todos los afroestadounidenses y otras personas no blancas”, dijo Paul Mohai, un profesor de Justicia Ambiental de la Universidad de Michigan que no estuvo involucrado en el estudio. Mohai analizó las disparidades raciales en la distribución de basureros tóxicos peligrosos, instalaciones industriales y polución del aire en escuelas y por qué y cómo existen estas disparidades.

“Cuando uno observa el impacto de la polución por aire en Estados Unidos de todas las fuentes que contribuyeron a cuestiones de partículas pequeñas en la atmósfera, hay un sesgo sistémico general contra la gente no blanca”, dijo el coautor del estudio Jason Hill, un profesor de ingeniería de biosistemas de la Universidad de Minnesota.

Las partículas en suspensión provienen de una variedad de fuentes, incluyendo plantas de energía a carbón, camiones de motor diésel y granjas. Investigaciones anteriores muestran una relación entre la exposición de partículas en suspensión y problemas de salud como una muerte prematura en personas con enfermedades cardiacas o pulmonares, ataques cardíacos, arritmia cardiaca y asma.

___

Drew Costley está en Twitter como @drewcostley

___

El Departamento de Salud y Ciencias de The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable por todo el contenido