Estudio asocia la diabetes tipo 1 con un mayor riesgo de fibrilación auricular

(Reuters Health) - El riesgo de padecer fibrilación

auricular (FA) aumenta en los adultos con diabetes tipo 1, según

revela un estudio sobre el Registro Nacional de Diabetes de

Suecia.

Se sabe que los pacientes con diabetes tipo 1 tienen alto

riesgo de desarrollar complicaciones cardiovasculares, pero la

relación entre la enfermedad y la FA nunca se había estudiado,

según publican los autores en The Lancet Diabetes and

Endocrinology.

El equipo del doctor Marcus Lind, del Hospital de Uddevalla

(Suecia), comparó a más de 36.000 pacientes con diabetes tipo 1

(casos) con cinco sujetos control por cada uno. El seguimiento

promedio duró 9,7 años para los pacientes y 10,2 años para el

grupo control.

En ese período, al 2 por ciento de ambos grupos se les

diagnosticó FA. Tras considerar distintos factores, el equipo

observó que los hombres y las mujeres con diabetes tipo 1 tenían

significativamente más riesgo de desarrollar FA que el grupo

control (aHR en hombres, 1,13; P=0,029; aHR en mujeres, 1,50;

P<0,0001).

"El exceso de riesgo de desarrollar FA en la población con

diabetes tipo 1 aumentó a medida que disminuía el control

glucémico y crecían las complicaciones renales", precisan los

autores.

"Por lo tanto, se necesita un adecuado control glucémico y

un seguimiento cuidadoso de la función renal de los pacientes

con diabetes tipo 1 en tratamiento, además del monitoreo de la

posible aparición de la FA", publican los doctores Kazuo

Miyazawa y Gregory Lip, del Hospital de la Ciudad (Birmingham,

Reino Unido) y autores de un comentario sobre el estudio.

"Por ahora, el manejo recomendado de la enfermedad

cardiovascular de los pacientes con diabetes tipo 1 deberían ser

como el de los pacientes con diabetes tipo 2", agregaron los

especialistas.

Más allá de darle prioridad a la prevención del ACV, el

enfoque holístico del manejo de la FA debería estar centrado en

el paciente y orientado a los síntomas, además de tener en

cuenta los factores de riesgo”, opinaron.

La Fundación Novo Nordisk financió parcialmente el estudio.

FUENTE: The Lancet Diabetes and Endocrinology, online 21 de

agosto del 2017